Deportes

Argentina espera festejar doble ante Holanda

Argentina pretende celebrar en grande el día de su independencia, el 9 de julio. Vamos a ver si Holanda se lo permite, el miércoles en la Arena Corinthians en Sao Paulo, por las semifinales del Mundial de Brasil 2014.

Los albicelestes conceden la ventaja de no alinear a Angel di María, uno de los hombres más trabajadores del equipo y lugarteniente de Lionel Messi. Sufrió un desgarro de grado uno y podría volver en caso de que Argentina llegue a la final.

Holanda también tiene sus problemas, pero el misterioso entrenador Louis van Gaal se guardó su formación titular hasta una hora antes del partido, ya que de acuerdo a las reglas debo hacerlo en ese momento.

Dos jugadores argentinos han estado bajo las ordenes de Van Gaal, Sergio Romero y Martín Demicelis, y ambos destancan lo exigente que es el técnico holandés.

Mientras, Van Gaal afirmó el martes que Argentina es una selección que le ofrece mayores dificultades que Costa Rica, a la que vencieron 4-3 en definición por penales luego de haber empatado 0-0 en 120 minutos. Aclaró que Messi no es el único problema que le presente su rival del miércoles.

“Nosotros no jugamos contra un jugador, sino contra un equipo”, aclaró Van Gaal, el martes. “Messi en algún momento fue elegido como el mejor jugador del mundo, y eso no es una casualidad. Y si encima anota tantos goles, tiene un valor agregado. Siempre quiere mostrar su capacidad y también va a querer hacerlo contra nosotros. Vamos a tener el gran desafío de intentar detenerlos”.

Mientras, el entrenador argentino Alejandro Sabella aguardará también hasta el último instante antes de revelar el nombre del reemplazante de Di María. La alternativas son Enzo Pérez, quien ya lo hizo bien cuando ingresó por el hombre del Real Madrid en el triunfo 1-0 sobre Bélgica, el sábado último en el estadio Mané Garrincha en Brasilia.

También suena como alternativa Maxi Rodríguez, quien fue titular en el primer partido pero no estuvo muy fino y no arrancó más.

Sabella maneja otra opción es Sergio Agüero, quien se ha recuperado con una asombrosa rapidez de una lesión muscular, pero el atacante del Manchester City no será titular, sino ingresará en caso se le necesite.

En la defensiva se espera que Sabella mantenga a Demichelis y haga ingresar a Marcos Rojo, que cumplió una fecha de suspensión la semana pasada.

Argentina ha jugado cuatro veces con la Naranja Mecánica en mundiales. Ganó la final en 1978, empató en el 2006 y perdió en 1974 y 1998.

“Deseamos que el miércoles sea un día histórico para el fútbol argentino”, escribió Messi en su página de Facebook. “Tenemos muchas ganas de conseguirlo”.

Luego de lo que le pasó a Brasil con Alemania, Argentina tiene que estar muy finito frente a la fuerza descomunal de las selecciones europeas.

  Comentarios