Deportes

Cubano Rancés Barthelemy quiere iniciar en Miami su reinado en las 130 libras

Después de quejarse un poco de su ajetreado día para promover su cartelera en Miami, Mike Tyson se viró hacia cada uno de los protagonistas y les preguntó si estaban listos y sin excusas.

“¿Esta vez no hay ninguna, verdad’’, repitió de manera insistente el ex campeón mundial pesado, pero con mayor énfasis hacia su boxeador, Argenis Méndez, quien defenderá este jueves por segunda vez su faja de las 130 libras frente a Rancés Barthelemy.

“No, no hay ninguna’’, le contestó el titular dominicano, quien subirá al ring de la Arena American Airlines todavía como rey de la Federación Internacional (FIB), pero con muchas dudas sobre sus posibilidades de éxito.

Desde el 3 de enero Méndez (21-2-1, 11 KO) y Barthelemy (19-0, 12 KO) no se veían cara a cara, por eso la conferencia de prensa del miércoles tuvo un ambiente de revancha que se prolongará a la velada de ocho combates que será transmitida a todo el país por la cadena FOX Sports 1.

Como si quisiera asegurarse de que no se le ha olvidado, Méndez decía una y otra vez que él era el mejor 130 libras del mundo y que lo iba a demostrar, porque todo el mundo sabía lo sucedido en ese primer enfrentamiento.

Para que nadie lo olvidara, Tyson recordó que el retador cubano había derribado al dominicano al final del segundo asalto, pero con golpes que impactaron luego del sonido de la campana.

“Creánme que no hubiéramos querido apelar la decisión que en ese momento se le otorgó a Barthelemy, pero teníamos que hacerlo’’, apuntó Tyson, cuya compañía, Iron Mike Productions, es la encargada de la promoción del evento. “Ahora ya no quedan más excusas’’.

Barthelemy, quien tuvo la faja durante unos días antes de que la Comisión Atlética de Minnesota dictaminara a favor de Méndez, ha admitido que se sintió muy frustrado, pues considera que la mayoría de los golpes que derribaron al quisqueyano se produjeron, en su opinión antes del sonido de la campana.

Pero al cubano ya ni le interesa repasar ese momento sino encarar esta revancha como el vehículo perfecto para sacar a Méndez del camino y poder retar al resto de los campeones de la división.

“En realidad, no tengo deseos de hablar mucho, sino de subir al cuadrilátero y comenzar a destruirlo’’, afirmó Barthelemy. “Méndez no sabe lo frustrado que me hizo sentir con su apelación. Pero lo que él únicamente pudo retener bajo una treta legal no podrá mantenerlo en el fuego del ring’’.

Bajo el nombre de “Día del Juicio’’, la velada contará en la pelea coestelar con el también cubano Humberto Savigne (12-1, 9 KO), quien se medirá al experimentado Jeff Lacy (26-4, 18 KO), y como atracción especial el público podrá apreciar a otro antillano, Yunier Dorticós (17-0, 17 KO) contra el colombiano Edison Miranda (35-9, 30 KO).

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios