Deportes

Alemania evita caer en el triunfalismo

Alemania evita caer en el triunfalismo, mientras el diario sensacionalista germano Bild felicitó por adelantado a los que llamó “subcampeones argentinos”.

Ambas escuadras disputarán su tercera final mundialista, y en esta oportunidad será en el estadio Maracaná con los germanos ampliamente favoritos debido a la increíble goleada 7-1 que le propinaron a Brasil, el martes pasado en el estadio Minerao en Belo Horizonte.

El encuentro del domingo servirá para romper el desempate en finales entre ambos. En México 1986 venció 3-2 Argentina y en Italia 1990 lo hizo por 1-0 el conjunto alemán, que en los dos últimos mundiales sacó del camino a los sudamericanos. En el 2006 en definición por penales tras empatar 1-1 en 120 minutos de juego y en el 2006 por 4-0, en ambo casos en cuartos de final.

“Debemos permanecer calmados, recuperarnos, regenerarnos en la parte física y no dar espacio a la euforia”, sentenció el estratega de Alemania Joachim Low. “La final será difícil. Este equipo quiere la Copa y para lograrlo hay que mantener la concentración en el más alto nivel posible”.

Con todo lo que significó derrotar 7-1 a Brasil y con su brillante actuación sellada con dos goles, Toni Kroos piensa que él y Alemania deben rendir más.

“Espero que la del martes no haya sido la mejor actuación de mi vida”, afirmó el mediocampista. “Queremos ser campeones del mundo y para ello tenemos que dar otro partido como el que hicimos en Belo Horizonte”.

Por su parte, el máximo goleador en la historia de los mundiales Miroslav Klose, con 16 tantos, tiene mucha ilusión para el gran choque del domingo.

“Tomamos un baño de gloria después del 7-1 sobre Brasil, pero ya pasó. Estamos enfocados en el próximo partido, cualquier persona que me conoce sabe que mi foco es Argentina. Tenemos que jugar lo mejor que podamos. Puede llegar a ser terrible perder la final”, expresó. “Sería fantástico volver como campeones. Es nuestra hora de ganar”.

A diferencia de los integrantes de la Mannschaft que tratan de no sentirse invencibles, los periódicos germanos celebran el título por adelantado.

“Bienvenidos a la final, queridos argentinos, y felicidades por el subcampeonato”, dijo el sensacionalista Bild, con 3.5 millones de ejemplares al día. “¡Felicidades, Messi! Así basta para ser subcampeón”.

Luego Bild explica las razones por las cuales es tan optimista.

“Mientras Alemania maravilló al mundo con un sensacional fútbol, Holanda y Argentina ofrecieron 120 minutos de fútbol horrible”, escribió el Bild. “Bostezos en lugar de una gala. El miedo a fracasar era patente a cada segundo”.

Para el diario Suddeutsche Zeitung fue evidente la diferencia entre las dos semifinales.

“El duelo entre Argentina y Holanda fue el mayor contraste posible con el increíble 7-1 de Alemania ante Brasil”.

  Comentarios