Deportes

Di María la gran incógnita para Argentina

Angel di María, una de las locomotoras de la selección argentina, es la gran incógnita para la final con Alemania, el domingo en el Maracaná.

Di María participó el jueves por primera vez en la práctica de la selección desde que se lesionó un muslo de la pierna derecha. Realizó un trabajo diferente al del resto de sus compañeros. Primero hizo trotes y luego aumentó la intensidad del paso.

El diario Marca de España informó que, tras la lesión sufrida contra Bélgica sábado pasado en el triunfo 1-0 de Argentina, Di María era tratado con células madres para poder estar apto para jugar contra los alemanes.

El todo terreno sufrió una lesión muscular de grado uno, y el médico albiceleste Daniel Martínez había manifestado que de llegar la selección a la final podría jugar, porque tendría un día más de recuperación.

Di María, considerado como el jugador argentino de mejor rendimiento en la temporada pasada en Europa, tuvo descanso contra Holanda.

Eso no quiere decir que podrá jugar el partido completo el domingo. Sería una opción que el entrenador Alejandro Sabella tendría para usarla en caso de necesidad como ocurrió con Sergio Agüero en el triunfo 4-2 por penales sobre Holanda, el miércoles.

El Kun también sale de una lesión muscular, y Sabella lo hizo ingresar en Sao Paulo en el minuto 82’ por Gonzalo Higuaín, e incluso anotó uno de los penales.

En la tarde del jueves, el escuadrón albiceleste se entrenó en Cidade do Galo, en Belo Horizonte, donde es su centro de operaciones.

El seleccionado anunció que se trasladará a Río de Janeiro la noche del viernes.

Mientras, Sabella informó que el plantel se encuentra muy motivado y con gran espíritu para superar algunas situaciones adversas.

“Venimos de jugar un tiempo extra y tenemos un día menos de descanso”, enfatizó Sabella. “Trabajáremos con humildad para llegar en óptimas condiciones a la final”.

El estratega tiene clara la dimensión del desafío que le espera a Argentina frente a un rival que en los últimos dos partidos del Mundial se ha mostado como una fuerza invencible.

“Alemania destaca en lo físico, técnico, táctico, mental y además tiene poder”, explicó Sabella. “Como un equipo del primer mundo sabe trabajar en conjunto y tiene organización. Veremos qué ocurre el domingo”.

Sabella también se refirió al hecho de que el triunfo sobre Holanda les evitó enfrentar a Brasil por el tercer puesto, el sábado.

“Hubiese sido difícil jugar contra un Brasil, que está fuera de la final”, afirmó Sabella. “Y hubiesen habido otros inconvenientes como el hecho de haber perdido la ilusión de disputar una final y habríamos tenido un día menos de recuperación. Felizmente ganamos a Holanda y no enfrentáremos a Brasil”.

También Sabella se refirió a la labor que cumplió el miércoles Javier Mascherano, quien cumplió 120 memorables minutos de juego e incluso evitó con el pie un disparo de Arjen Robben sobre el final del partido, que le hubiese dado la victoria a Holanda.

“Mascherano es un símbolo y un emblema de Argentina”, explicó Sabella. “Por algo es doble medalla de oro olímpica. Dentro y fuera de la cancha, es notable”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios