Deportes

Neymar perdona a Zúñiga y alienta por Argentina

Nadie sabrá jamás si la presencia de Neymar contra Alemania, el martes en Belo Horizonte, hubiese evitado el 7-1, la más amplia derrota sufrida por Brasil en casi un siglo. Lo que si es cierto es que la personalidad del joven de 22 años tiene un impacto inmediato en sus compañeros y en los aficionados.

La sola presencia del crack cambió el ánimo de sus compañeros auriverdes, quienes reciben las peores críticas para una Seleçao desde la amarga derrota 2-1 con Uruguay, hace 64 años, en el celebre “Maracanazo”.

También se espera que el atacante viaje a Brasilia para apoyar a su selección en el partido por el tercer puesto contra Holanda, el sábado.

“No mostramos nuestro mejor fútbol”, dijo el astro del Barcelona. “Es hora de levantar cabeza porque el campeonato no ha terminado”.

Fue la primera vez que Neymar se reunió con sus compañeros de la selección desde que un rodillazo del colombiano Juan Camilo Zúñiga, en el triunfo 2-1 de Brasil el 4 de julio pasado, lo dejó sin Mundial y con una vertebra fracturada.

“Es inexplicable. Nadie hubiese querido pasar por esto, principalmente por nuestras familias”, dijo el delantero sobre el 7-1. “Ha sido la peor semana de mi vida”.

También Neymar habló sobre el golpe de Zúñiga que lo dejó inhabilitado.

“De costado no puedo defenderme y terminé lesionado”, comentó el astro. “Si hubiesen sido dos centímetros más podría haber terminado con la cadera rota. En un momento tan importante de la carrera de un jugador, uno acaba sufriendo. A veces eso ocurre, y la vida sigue”.

Como estaba programado, Neymar llegó a la Granja Comary en la tarde pero en automóvil y no en helicóptero, debido al mal tiempo. Estaba con su padre y su asesor Eduardo Musa.

También los torcedores (aficionados) que habían acudido al lugar de concentración de la selección brasileña en Teresópolis se reanimaron al ver al número 10.

Neymar dijo que perdona a Zúñiga incluso si el defensa le hubiese entrado con mala intención.

“Zúñiga se comunicó conmigo al día siguiente, y me dijo que no había querido lesionarme”, comentó el atacante. “No tengo rencor, no siento odio. Que tenga éxito en su carrera”.

Por otro lado, Neymar se distanció de la mayoría de los periódicos brasileños que pese a la goleada 7-1 sufrida por Brasil apoyan a Alemania en la final frente a Argentina.

“Le deseo suerte a los dos equipos. Espero que venzan mis compañeros. Tengo dos en Argentina: [Lionel] Messi y [Javier] Mascherano”, manifestó Neymar. “Por la historia que tiene Messi, que ha conquistado casi todo en su carrera, merece ser campeón”.

  Comentarios