Deportes

Comienza la era del Big Team para el Miami Heat

LeBron James decidió regresar a ciudad natal y a los aficionados del Heat solo les queda darle las gracias y desearle que le vaya bonito.

Que el mejor jugador de la NBA se quiera regresar a Cleveland es algo completamente lícito, aunque el cuento de la carta solo él se lo cree.

Para los niños de Akron, de Cleveland, de Miami y del mundo, LeBron será siempre su héroe juegue donde juegue. Acaso no lo fue Michael Jordan, a pesar de que jugaba en los Bulls de Chicago.

James pudo quedarse en Miami, pero el corazón no entiende de razones y contra toda lógica renunció a más dinero y a anillos para ser el rey de Cleveland.

En Miami lo lamentan, pero a su vez piensan que ‘a rey muerto rey puesto’.

Chris Bosh compartirá el protagónico con el líder natural y capitán del equipo Dwyane Wade y ambos contribuirán a que la verdadera estrella del Heat la proxima temporada será nada mas y nada menos que ‘el equipo’.

Bosh se comprometió este viernes por cinco temporada y $118 millones. Mientras que Wade, a pesar que siente la partida de LeBron, ha mostrado su compromiso con Miami y se espera que de un momento a otro también firme con el Heat.

"Como un amigo y un compañero de equipo, me entristece ver que mi hermano LeBron nos dejó para comenzar una nueva andadura” dijo Wade este sábado. “En el 2010, decidimos unirnos con el objetivo de ganar campeonatos y lo conseguimos".

Pero ahora como no hay tiempo para lamentaciones, tan pronto se su supo de la marcha de James el presidente del Heat, Pat Riley, puso en marcha su plan B.

"Micky, Erik y yo permanecemos comprometidos a hacer lo que sea para ganar y competir por campeonatos”, dijo Riley en su comunicado el viernes. “Hemos demostrado que podemos hacerlo y lo haremos de nuevo".

En las oficinas del Heat los teléfonos continúan echando humo y Riley está haciendo todo lo posible para buscar las piezas necesarias para formar un equipo que pueda luchar por el campeonato.

El delantero Loul Deng podria ser el próximo en aterrizar en el Americanm Airlines Arena y si todo sale como se espera podrían incluso salir en busca del defensa Lance Stephenson (el soplador de los Pacers) u otro jugador de su talla.

Todavía en la agencia libre se pueden encontrar a jugadores de renombre, que en dependencia de la ley oferta-demanda pudieran llegar al Heat. Ellos son: los delanteros Greg Monroe, Emeka Okafor, Rodney Stuckey, Caron Butler, el defensa Evan Turner y los armadores Eric Bledsoe, Kirk Hinrich, Ramon Sessions y Jamee Nelson.

Además deberá hacerse el esfuerzo por retener a veteranos como Chris Andersen, Udonis Haslem, Michael Beasley, Rashard Lewis y Greg Oden. Dando por hecho que Ray Allen y James Jones les sigan los pasos de James, quien se el sábado firmó con los Cavaliers por dos temporadas y $42 milones.

El Heat ya tenia firmado a Norris Cole y ademas de Bosh se ha comprometido con Shabazz Napier, Josh Mc Robberts y Danny Granger.

Como dice el refrán ‘no hay mal que por bien no venga’ y es muy probable que sin James el equipo de Miami juegue de modo más colectivo, sin tener que depender tanto de una súperestrella, lo cual en ocasiones ha frenado su evolución.

Así que pudiera haber malas noticias para los que se frotaban las manos en el Este, e incluso para aquellos que esperaban encontrar las entradas más baratas, porque en Miami ha comenzado una nueva era, la era del “Big Team”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios