Deportes

Nibali se acerca a la victoria final

El australiano Michael Rogers encabezó una escapada hacia el final en descenso para llevarse la etapa más larga del Tour de Francia, que el martes llegó a los Pirineos.

El italiano Vincenzo Nibali, quien llegó a la meta 8:30 minutos después de los líderes, mantuvo a raya a sus principales competidores y conservó la camiseta amarilla del líder al finalizar la decimosexta etapa.

Pero la competencia por los primeros sitios en el podio fue agitada. El francés Thibault Pinot subió al tercer sitio, haciendo a un lado a su compatriota Romain Bardet, mientras que el estadounidense Tejay van Garderen perdió más de 3,5 minutos para pasar del quinto puesto en la general al sexto.

Rogers, tres veces campeón del mundo, inclinó la cabeza al cruzar la meta para ganar su primera etapa del Tour de Francia, que recorrió 237,5 kilómetros (147 millas) de Carcassonne a Bagneres-de-Luchon, en la que los competidores debieron subir la dura cuesta de Port de Bales.

Rogers estuvo a punto de no correr para su equipo, el Tinkoff-Saxo Bank, en esta carrera.

En una decisión anunciada en abril, la Unión Internacional de Ciclismo aceptó que la carne consumida por Rogers en China el año pasado seguramente provocó que diera positivo en el control antidopaje posterior a su participación en la Copa de Japón. Rogers, un importante compañero del español Alberto Contador, dos veces ganador del Tour de Francia, convenció a la UIC que no trató de hacer trampa y dijo que el episodio había sido "muy difícil" para su familia.

Rogers compitió el año pasado en China, donde el clembuterol es usado comúnmente para que el ganado aumente de peso y su porcentaje de grasa se reduzca. La UIC dijo que había descalificado a Rogers de la carrera en Japón pero consultó a la Agencia Mundial Antidopaje antes de decidir que "no debía recibir mayores sanciones".

Este año ganó dos etapas del Giro de Italia.

Al inicio de la jornada un grupo de 21 ciclistas se escapó en las primeras dos horas y se mantuvieron juntos durante buena parte del recorrido, forjando una ventaja superior a 12 minutos.

Pero la unidad comenzó a desintegrarse en la escalada de 12 kilómetros a Port de Bales, que se considera la cuesta más dura. En su parte más inclinada la pendiente es de 11%.

Antes del inicio de la etapa el equipo Lampre-Merida anunció que el campeón mundial portugués, Rui Costa, no correría debido a una neumonía. Se encontraba en 13avo sitio, a unos 13 minutos de distancia de Nibali.

La etapa fue apenas un preparativo para el ascenso a los Pirineos. Finales en subida aguardan el miércoles y el jueves.

Además de una prueba contrarreloj en la penúltima etapa, la etapa decimoséptima etapa que comienza en Saint-Gaudens será la más corta de esta edición al constar de 124,5 kilómetros (77 millas). Tiene tres ascensos de categoría 1 y una cuesta a la estación alpina de Saint-Lary Pla d'Adet.

  Comentarios