Deportes

Gladiador de Miami sobrevive un golpe para lograr la victoria

Desde sus peleas en patios de Miami hasta su ascenso a la UFC, Jorge Masvidal siempre ha sido un sobreviviente y su pelea contra Cruikshank lo demostró del primero al último minuto de acción.

Masvidal (27-8, 4-1 UFC) se recuperó de un tremendo golpe en el asalto inicial para imponerse a Cruikshank (15-5, 5-3 UFC) gracias a sus incesantes embates en el piso como parte de la velad UFC on Fox 12, que tuvo lugar en San José, California.

Cuando Cruikshank envió a Masvidal a la lona con una derecha a la mandíbula, muchos aficionados creyeron que estaban a punto de presenciar una sorpresa, pues el hijo de padre cubano y madre peruana era favorito para imponerse.

De hecho, el árbitro Herb Dean estuvo un poco inclinado a poner el fin al combate si no fuera porque Masvidal se incorporó de inmediato y su reacción inicial fue pedirle a Cruikshank que volviera a atacarlo.

Sin duda, Masvidal supo levantarse, capear el temporal y prepararse mentalmente para lo que vendría en el siguiente round, cuando comenzó a desplegar toda su técnica de agarres y llaves que abrumaron a su oponente.

A partir de ese momento, Masvidal llevó la voz cantante, mientras Cruikshank se mantenía a la defensiva, saliendo de un intento de sumisión tras otro, y resignado a esperar que pasara el tiempo para el final del asalto.

El tercero fue más de lo mismo para que Masvidal se llevara un resultado unánime 29-28, 29-28 y 29-27, y de paso ganara su segundo compromiso en fila en la UFC, a donde llegó tras brillar en otros circuitos como Bellator y Strikeforce.

“Mi objetivo es pelear por un título del mundo y creo que voy llegando a mi meta’’, había comentado hace unos días Masvidal. “Mi entrega constante en el entrenamiento poco a poco va dando resultados’’.

  Comentarios