Deportes

Robinho y Marcelo viajarán con Brasil a Miami

Robinho, uno de los delanteros que mejor representa el “jogo bonito” de Brasil, y Marcelo, defensa del Real Madrid, fueron convocados el domingo por el entrenador Dunga para la gira de dos partidos que harán los auriverdes en Estados Unidos.

Brasil enfrentará a Colombia el próximo viernes en el Sun Life Stadium, en una revancha de los cuartos de final del Mundial 2014 en el encuentro que los dueños de casa ganaron 2-1; luego enfrentará a Ecuador, el 9 de septiembre en East Rutherford, Nueva Jersey. Ecuador jugará contra Bolivia, este sábado en el Lockhart Stadium de Fort Lauderdale.

El delantero ingresa a la selección en reemplazo del lesionado Hulk, del Zenit de San Petesburgo; mientras el lateral lo hará en lugar del también lesionado Alex Sandro, del Porto.

Marcelo jugó el Mundial, mientras Robinho no fue incluido en el equipo dirigido por el entrenador Luiz Felipe Scolari, pese haber integrado la Seleçao en los partidos preparatorios.

El 17 de noviembre pasado, Robinho jugó en el Sun Life Stadium en la goleada 5-0 de Brasil sobre Honduras ante 71,124 aficionados que establecieron un récord de asistencia para un partido de fútbol en el sur de la Florida. Tres días después anotó el gol de la victoria 2-1 contra Chile, en Toronto.

Con 30 años de edad, Robinho tiene jugados 92 partidos con la auriverde, en los que marcó 27 goles. Jugó en los mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Robinho surgió en el Santos en el 2002 y tres años después pasó al Real Madrid. Jugó con el Manchester City, AC Milan y ahora está de regreso en el club paulista en calidad de préstamo.

“Siempre, siempre a disposición”, escribió Robinho en Twitter tras la convocatoria de Dunga.

Brasil incluye en la selección que jugará en Estados Unidos a 15 de sus ases que actúan en Europa, entre ellos Neymar, David Luiz, Oscar y Ramires, entre otros.

Por otro lado, los organizadores informaron que quedan muy pocos boletos para la venta, entre ellos algunos de $45.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios