Deportes

El Heat hace cambios en la dirección técnica

El Heat de Miami ha sido uno de las franquicias más activas este verano y ahora, con su roster casi completo, está dándole los toques finales al equipo antes del inicio de la pretemporada el próximo 27 de septiembre.

Este lunes se produjo un sorprendente cambio en la dirección técnica. Los entrenadores asistentes Ron Rothstein y Bob McAdoo no formarán más parte del cuerpo técnico principal del entrenador Erik Spoelstra.

Todo parece indicar que los veteranos entrenadores pasarán a ocupar otros puestos dentro de la organización, dándole paso a la nueva hornada.

Rothstein (71 años) y el miembro del Salón de la Fama McAdoo (62 años) fueron los asistentes de Pat Riley cuando ganaron el primer campeonato en el 2006 y también colaboraron estrechamente con Spoelstra en la consecución de los títulos en el 2012 y el 2013.

La pasada temporada otros dos asistentes fueron relevados de sus puestos. Keith Askins fue ascendido a la oficina, mientras el cubanoamericano Octavio De La Grana era enviado a dirigir el equipo del Heat (el Skyforce) en la Liga de Desarrollo.

De este modo se promueve a David Fizdale, quien se situará a la diestra del Spoelstra como su principal asistente. Fizdale fue contratado por Spo cuando fue nombrado entrenador y por lealtad ha rechazado propuestas de otros equipos para que fuese su entrenador en jefe.

Junto a Fizdale es muy probable que se sienten Juwan Howard, quien se agregó al cuerpo técnico la pasada temporada, y el excoordinador de vídeo Dan Craig.

Con estos movimientos se refuerza el liderazgo de Spoelstra al frente del Heat de cara a la venidera temporada con una nómina casi definida, donde apenas falta un hombre grande para reforzar la pintura.

Tal vez por eso el equipo de Miami estuvo valorando la pasada semana al veterano centro Nazr Mohammed, quien precisamente parece tener todas las condiciones que busca el Heat para el puesto.

Mohammed, de 34 años y 6.11’, tuvo promedios de 5.9 puntos y 4.8 rebotes durante los 80 partidos de la pasada campaña con los Bulls y aceptaría el sueldo mínimo de veterano después de 16 temporadas en la NBA.

El Heat también mantiene en su órbita para este puesto al lesionado Emeka Okafor y al centro Andray Blatche, aunque con Pat Riley nunca se sabe.

El pasado miércoles Riley sorprendió con la contratación del escolta Shannon Brown como sustituto de Dwyane Wade, después de haber barajado otros nombres con un mayor peso específico.

Brown apenas promedia 7.7 puntos por partido, 42 por ciento en tiros de campo (33% en triples) y nunca ha tenido éxito en los nueve equipos por lo que ha pasado.

Sin dudas fue un movimiento desesperado por parte del Heat, que sigue apostando por los veteranos de bajo perfil en vez de buscar piernas frescas que puedan aportar mayor energía al equipo.

En tanto, el número “8”, que la pasada temporada portaba en la camiseta Michael Beasley, le fue dado al escolta novato Tyler Johnson, una señal de que el Heat no está interesado en los servicios del delantero, lo cual sigue siendo un caso muy extraño.

  Comentarios