Deportes

EEUU vence a Nueva Zelanda y está en octavos en el Mundial

El equipo estadounidense de básquetbol, gran favorito al oro mundial, logró este martes en Bilbao una cómoda victoria ante Nueva Zelanda (98-71), la tercera en otros tantos partidos, consolidando su posición de líder del grupo C.

El pivote Anthony Davis fue de nuevo el más destacado en el conjunto de las barras y las estrellas al anotar 21 puntos y capturar 9 rebotes, bien secundado por Keneth Faried (15+11).

Si contra Turquía a los estadounidenses les costó hacerse con el partido y no lo lograron hasta entrado el tercer periodo, contra los neozelandeses todo fue más sencillo y el partido acabó pareciendo un entrenamiento con público.

El Team USA se colocó por delante en el marcador, fue abriendo diferencias y cuando el partido quedó sentenciado al descanso, los jugadores de la NBA se dedicaron a dejar correr los minutos hasta el final del partido, sin apenas resistencia de los jugadores oceánicos, salvo por los tiros lejanos de los hermanos Webster.

La tremenda diferencia entre ambos conjuntos quedó patente con el dato de que el cinco inicial de Nueva Zelanda anotó 24 puntos, por los 61 de los titulares estadounidenses, que en el próximo partido se enfrentarán a la República Dominicana (miércoles).

Sin apenas oposición defensiva de Nueva Zelanda, los jugadores estadounidenses pudieron desplegar buena parte de su arsenal ofensivo, para deleite de los 14,300 espectadores que asistieron al Bizkaia Arena de Bilbao.

Con dos ‘alley-oop' de Davis y Faried, los norteamericanos rompieron las hostilidades. Los neozalandeses apenas podían detener el vendaval ofensivo que se cernía sobre ellos, aunque lograron llegar con decencia al final del primer cuarto (27-20).

Estados Unidos pegó otro estirón al inicio del segundo cuarto, de la mano de James Harden, la llamada a ser estrella de este Team USA pero que hasta ahora no había demostrado gran cosa en el torneo.

Los neozelandesdes lograron resistir a base de triples (38-29), pero al segundo intento estadounidense, con otro parcial de 9-0, los oceánicos ya no pudieron responder y llegaron al descanso con el partido sentenciado (57-35).

La relajación de los estadounidenses propició que los neozalandeses tuviesen el honor de ganar el tercer cuarto (18-19), un dato del que siempre podrán presumir los modestos jugadores isleños ante sus nietos.

Con tres victorias en otras tantas jornadas, Estados Unidos está ya clasificado para los octavos de final de un Mundial en el que todos vaticinan una final contra España.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios