Deportes

El bullpen falla y los Marlins ceden ante los Mets

Si un equipo cuenta con una gran apertura de su abridor y un jonrón de su mejor bateador, tiene altas posibilidades de ganar, pero a los Marlins no les alcanzó esta combinación usualmente exitosa.

Tom Koehler lanzó una sólida pelota y Giancarlo Stanton pegó cuadrangular por tercera noche consecutiva, pero los peces sucumbieron el miércoles 4-3 frente a los Mets de Nueva York y ahora sus aspiraciones de alcanzar uno de los wild cards de la Liga Nacional viven con respirador artificial.

Esta fue la tercera serie particular que ceden los de Miami, que ahora retroceden a cuatro juegos bajo .500 y ponen en peligro hasta el chance de terminar con una temporada ganadora.

Koehler y Jacob deGrom mantuvieron un excelente duelo y no cabe duda de que ambos merecieron la victoria, especialmente el abridor de los Mets, quien se fue con ventaja mínima luego de seis entradas de actuación.

No es un secreto que deGrom ha venido creciendo en la estimación de los votantes para el premio de Novato del Año y sus chances de llevarse el galardón aumentaron tras su actuación en Miami.

Aunque en la primera mitad de la campaña el favorito para el mejor debutante era el jugador de Cincinnati, Billy Hamilton, deGrom ha acortado distancias con una efectividad de 2.87, gracias en parte a 20 entradas ante los peces a los cuales les ha permitido dos carreras en ese lapso.

Pero nada más salió del juego, los Marlins aprovecharon para empatar cuando Christian Yelich le pegó metrallazo a otro novato, el dominicano Darío Alvarez, quien no pudo dominar a un bateador que conecta para .322 a los zurdos.

Sin duda. Koehler también lanzó a un alto nivel e implantó marca personal con 10 ponches, seis de ellos a dos jugadores: David Wright –sumó cuatro en toda la noche- y Dilson Herrera.

Sin embargo, se equivocó al servirle una bola por el medio del plato a Kirk Nieuwenhuis con uno en circulación en la cuarta entrada.

“Pude mezclar los lanzamientos, sobre todos los rompimientos’’, expresó Koehler, desafortunadamente un boleto y ese batazo me castigó. Los 10 ponches son buenos, pero los premios individuales no son tan importantes como los del equipo’’.

Al equipo, por su parte, no le fue mejor, y mucho menos al bullpen que permitió dos anotaciones en la octava con doble impulsor de Travis d’Arnaud y batazo del colombiano Herrera sobre el cual Adeiny Hechavarría hizo una gran conexión, pero que no evitó la cuarta carrera de los visitantes.

Esa rayita probaría ser decisiva, pues en la parte baja de la entrada Stanton sacaría su pelota número 36 del parque y sumaría su impulsada, pero eso no sería suficiente.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios