Béisbol

Pelotero cubano dispuesto a romper lanzas contra su propio historial

FLAVIO VILLAVICENCIO durante un entrenamiento.
FLAVIO VILLAVICENCIO durante un entrenamiento.

De acuerdo con su percepción, la vida le ha colocado no pocas trampas y obstáculos a Flavio Villavicencio Alonso, pero le ha aparecido una oportunidad de luchar por el sueño de muchos peloteros cubanos.

El jugador de La Habana, de 25 años de edad, acaba de recibir la agencia libre y pronto espera mostrar sus habilidades en México, donde se encuentra desde que saliera de su país hace meses.


"Me siento muy contento al saber que ya soy agente libre, porque es un paso muy importante para lograr mis objetivos'', expresó Villavicencio. "Esto es solo un primer paso, pero me acerca a mi objetivo de llegar a Grandes Ligas''.

A pesar de su edad, Villavicencio sería considerado un agente libre con restricciones por un elemento importante ausente en su hoja de servicios: Series Nacionales, algo en principio incomprensible, que pudiera afectar su futuro.

Un breve repaso de su trayectoria desde categorías juveniles y otros torneos como las Copas Antillana de Acero y Gran Habana, hablan de un chico que conectó más de .300 en varias ocasiones.

Sin embargo, Villavicencio, sin dar muchos detalles, habla de "factores que influyeron y perjudicaron mi carrera deportiva, al punto de no querer jugar más béisbol'', dejando entrever que no se le tomó lo suficientemente en cuenta en el plano estrictamente deportivo.


Otra fuente cercana habla de "intereses creados y piñas que obstaculizaron su camino hacia los equipos del principal torneo cubano'', frustrando de manera considerable sus opciones.

En cualquier caso, el primera base y jardinero zurdo está consciente de que en los futuros showcases deberá esforzarse al máximo para convencer a los evaluadores de talento de que un cubano, sin Series Nacionales en su palmarés, merece un puesto en el sistema de las Mayores.

"Sé que mi historial es muy pobre, que debo romper algunos prejuicios y la única forma de hacerlo es en el terreno'', agregó Villavicencio. "Desde que llegué a México he trabajado duro para superar deficiencias, y reconozco que esta superación no terminará nunca. Al menos ya soy agente libre. Me toca ahora ganarme el puesto''.

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro

  Comentarios