Béisbol

Las estrellas cubanas de Grandes Ligas brillaron en Miami para una buena causa

OSVALDO PEREZ (c) entrega uno de los cheques con lo recaudado a ACE Academy.
OSVALDO PEREZ (c) entrega uno de los cheques con lo recaudado a ACE Academy.

Si el día en que celebra el Juego de las Estrellas Cubanas de Grandes Ligas a Osvaldo Pérez se le llena el pecho de alegría, la fecha en que hace un aporte con parte de lo recaudado lo llena de orgullo.

El presidente de la compañía El Reencuentro, encargada de organizar estos eventos, entregó este jueves un cheque de $5,000 a la Fundación de José Fernández y otro de $7,500 a la ACE Academy (11025 SW 84 St.), escuela que atiende a niños con problemas de parálisis cerebral.

"Sin duda, este es un momento de mucha satisfacción'', expresó Pérez. "Es la culminación de muchos desvelos para realizar este encuentro de peloteros cubanos que tiene como objetivo final ayudar a causas nobles. A pesar de los pesares, un día como hoy me impulsa a seguir adelante''.

El Juego de las Estrellas Cubanas de Grandes Ligas tuvo lugar el pasado 15 de enero en el terreno de la Universidad Internacional de la Florida, con la presencia de verdaderas luminarias como Aroldis Chapman.

Se dice fácil, pero han pasado seis ediciones desde que Pérez junto a un grupo de entusiastas preparó un choque entre jugadores profesionales y miembros de la prensa de Miami en el Bucky Dent Park de Hialeah.

"Poco a poco hemos visto el crecimiento de este evento y cómo la ciudad lo ha acogido'', agregó Pérez. "Por aquí han pesado y dejado su contribución algunos de los mejores peloteros cubanos del ayer y del presente''.

Junto a Pérez se encontraban al momento de presentar los cheques Juan Martínez, director de mercadeo hispano de los Marlins; Stán Sánchez, alto ejecutivo de Wellmax Medical Centers y Johnny López, un mecenas que hizo un sustancioso aporte a la escuela.

Wellmax, los Super Mercados Presidente, productos Goya y Café Cachita han sido patrocinadores fieles en los últimos eventos.

"Ver la felicidad en los rostros de los padres, cuando venimos a las escuelas, es tremenda recompensa'', recalcó Pérez, quien padece de cerca el tema, pues su hija sufre de parálisis cerebral. "Estamos comprometidos con hacer un mejor Juego de las Estrellas en el futuro''.

 
  Comentarios