Béisbol

Un venezolano vive el sueño con los Gigantes

EL PELOTERO venezolano Pablo Sandoval remolcó una carrera en el 
partido entre los Gigantes de San Francisco y los Astros de Houston.
EL PELOTERO venezolano Pablo Sandoval remolcó una carrera en el partido entre los Gigantes de San Francisco y los Astros de Houston. Associated Press

Ala una de la mañana repicó un teléfono en la ciudad venezolano de Puerto Cabello y cuando Amelia Reyes escuchó la voz al otro lado del hilo supo de inmediato que su hijo le tenía buenas noticias.

Impulsa una carrera en su debut en las Grandes Ligas


Desde una remota ciudad en Estados Unidos, en Ohio, Pablo Sandoval le decía a su mamá que se encaminaba hacia el aeropuerto para viajar a Houston a iniciar el primer paso del sueño de todo muchacho que se dedica a jugar pelota: jugar en las Grandes Ligas.

"Mi mamá se puso a llorar de la emoción. Y aunque fue una sorpresa para mí ella sabía que pronto me llamarían a las Grandes Ligas'', dijo Sandoval, quien se encontraba ayer en Atlanta para la serie que jugarían los Gigantes de San Francisco contra la tribu.

Desde que Bobby Evans, director de ligas menores de los Gigantes, se comunicó con él la madrugada del miércoles todo ha pasado con gran rapidez para Sandoval.

El jueves apareció en la alineación por primera vez y como quinto bateador en su primer turno enfrentó hombres en primera y segunda.

"Estaba muy nervioso porque estaba lanzando además un veterano (Brian Mohler), pero me concentré y conecté un batazo que sirvió para empujar al menos una'', señaló Sandoval, quien con su elevado de sacrificio remolcó la primera anotación de lo que espera que sea una prolija trayectoria en las Mayores.

De su primera experiencia guardó la alineación y la pelota. "Espero hacer como un Salón de la Fama en mi casa'', señaló.

Fue la culminación de una jornada perfecta para Sandoval, quien aseguró que desde que se montó en el avión en Ohio hasta que fue recibido con los brazos abiertos por sus compañeros, la suerte le ha sonreído.

"No me pasó ningún percance ni nada. Y apenas llegué me recibieron Bengie Molina e Iván Ochoa principalmente. Todo estaban muy contentos por verme en el clubhouse y me felicitaron. ¡Imáginate hasta Omar Vizquel me dijo que había un buen trabajo en las Menores!'', manifestó con emoción Sandoval.

A partir de ahora el panorama también pudiera estar libre de percances para Sandoval, quien llega a unos Gigantes con aires de renovación, lo que debe garantizar la permanencia del venezolano al menos en lo que resta de temporada.

"No me han dicho nada, pero faltan sólo dos semanas para que se acabe la temporada en Ligas Menores. Me imagino que me quedaré con ellos en lo que resta de campaña. Lo que sé es que después de probar esto no quiero bajar a las Menores'', sostuvo Sandoval, considerado uno de los mejores prospectos dentro de la organización.

Un bate portentoso que ha sobresalido en cada una de sus categorías, especialmente en este año en el que acumuló 20 cuadrangulares y promedio de .350 con 96 remolcadas entre sus pasantías en clase A y doble A, Sandoval pudiera ser movido eventualmente a la inicial, ya que los Gigantes seleccionaron como su primera elección del sorteo universitario a Buster Posey, considerado el mejor catcher universitario del momento.

Y aunque Sandoval no oculta su preferencia por jugar en la receptoría tiene claro cuál es su objetivo como pelotero.

"Si me dicen para jugar la primera base, no hay problema. Para mí lo más importante es estar todos los días en la alineación'', enfatizó.



Envíe sus cartas y comentarios a:

lrangel @elnuevoherald.com



  Comentarios