Béisbol

Posible último partido salvado con los Marlins

EL CERRADOR de los Marlins Kevin Gregg en uno de los partidos de su equipo. El lanzador 
podría estar fuera de acción por el resto de la temporada.
EL CERRADOR de los Marlins Kevin Gregg en uno de los partidos de su equipo. El lanzador podría estar fuera de acción por el resto de la temporada. The Miami Herald

Kevin Gregg pudo haber salvado su último partido con el equipo de los Marlins de la Florida.

El taponero estará inactivo al sufrir una inflamación en la rodilla


El taponero de los peces no lanzará en los próximos días debido a una inflamación en la rodilla izquierda y cuando regrese a la acción del juego no será en la función de cerrador del equipo.

De acuerdo al mánager cubano Fredi González, de no ser porque la temporada regular en las Ligas Menores concluye este lunes, Gregg sería colocado en la lista de jugadores lesionados y enviado a hacer rehabilitación en alguna de las filiales de los peces.

"Es una situación que le ha venido molestando desde hace algún tiempo, alrededor de un par de semanas'', señaló González. "Es la rodilla de la pierna con la que cae a la hora de hacer los pitcheos, y cuando eso te molesta te puede afectar toda la mecánica, porque le añades más presión al codo y al brazo de lanzar''.

Aunque no precisó con exactitud cuánto tiempo estará Gregg sin lanzar en la lomita, González considera que pudiera ser entre tres a cinco días.

‘‘Seguimos la recomendación del médico que nos aconsejó que le diéramos algún descanso'', apuntó González, quien informó que cuando se recupere el pitcher derecho pudiera volver en un rol diferente al actual.

"En sus primeras salidas lo pondremos en situaciones de menos presión para que se vaya ajustando'', analizó.

Agosto ha sido un período horrendo para Gregg, quien tiene efectividad de 10.13 con cuatro derrotas y tres oportunidades desperdiciadas para salvar en el mes.

El viernes a sólo un strike de preservar la victoria de los Marlins, Gregg fue explotado por los Mets en un racimo capitalizado por un grand slam de Carlos Beltrán.

Para Gregg colocarse a un lado, es la mejor decisión.

"En estos momentos le estoy costando mucho al equipo con mis últimas salidas. Si no me siento al cien por ciento es mejor que no siga lanzando por ahora. Vamos a tomar esto día a día a ver cómo evoluciona la lesión'', apuntó Gregg, quien está a un rescate de convertirse en el segundo cerrador de los Marlins en sumar dos contiendas al hilo con al menos 30 juegos salvados.

El derecho es el jugador con el salario más alto del equipo este año ($2.5 millones) y es poco probable que para el próximo los peces vayan al arbitraje con Gregg.

Ante la ausencia de Gregg, González le dará la responsabilidad de cerrar principalmente a Matt Lindstrom y a Joe Nelson.

Lindstrom es considerado el taponero del futuro de los Marlins, mientras que Nelson ya ha tenido cierta experiencia en el pasado como pitcher cerrador en novenas de otras organizaciones.



Envíe sus cartas y comentarios a:

lrangel @elnuevoherald.com



  Comentarios