Béisbol

Pelotero cubanoamericano celebra en La Carreta su debut en las Mayores

Gaby Sánchez.
Gaby Sánchez.

Gaby Sánchez sólo pensó en una sola forma de celebrar su primera participación en las Grandes Ligas: ir a su restaurante favorito.

Junto con un grupo de familiares y su novia, el prospecto cubanoamericano de los Marlins de Florida, se enrumbó hacia La Carreta.

"Me encanta los platos de ahí y la comida cubana en general'', dijo Sánchez, quien aunque en su ópera prima el miércoles en la noche ante los Astros de Houston falló en su turno como emergente, ayudó con una gran jugada en la inicial a que su colega Jesús Delgado lanzara un cero en el noveno episodio, en lo que también fue el debut del serpentinero venezolano.

Sánchez, considerado el primera base del futuro de la novena floridana, entró al terreno por primera vez en el octavo inning al sustituir al lanzador Logan Kensing. ‘‘Estaba muy nervioso, pero ya al ver el primer pitcheo uno cae en cuenta de que aquí también se puede batear. Y lo mismo sucede a la defensiva, una vez capturas la primera bola, te das cuenta que esto es béisbol y que lo sabes jugar", aseguró el nativo de Miami que recibió como regalo de su primera incursión, la tarjeta de la alineación.

Delgado compartió la misma ansiedad que Sánchez.

"Estaba super nervioso. No podía pensar, estaba maravillado de por fin lanzar en las Grandes Ligas", sostuvo el nativo de Maracay, quien utilizando su potente recta sacó el noveno inning en blanco, aunque entregó un boleto e lanzó un wild pitch.

"Quería usar otros pitcheos, pero al ponerme por debajo en la cuenta no me quedaba otra que seguir lanzando mi recta", aseguró el derecho.

Pero el béisbol continúa su devenir y lo que sucedió el miércoles en la vida de Sánchez y Delgado se enredará para siempre en las telarañas de la memoria.

"Fue el inicio, ahora a seguir", dijo Delgado, quien al igual que Sánchez guardará, además de los buenos recuerdos, una valiosa alhaja, la pelota del último out.

* Hanley Ramírez no estuvo en la alineación ayer en el partido ante los Astros de Houston, debido a que el torpedero dominicano aún presentaba rigidez en su hombro izquierdo, molestias que le impidió seguir jugando después del quinto inning del partido del miércoles.

"Tengo un poco de molestias, pero creo que ya mañana podré jugar", aseguró Ramírez, quien fue sustituido ayer en el campocorto por Alfredo Amézaga. Entretanto, Cameron Maybin apareció como primer bate.

Fredi González, mánager de los peces, concordó con Ramírez y señaló que esperaba contar su bateador derecho para hoy cuando los peces reciban a los Filis de Filadelfia.

"Lo seguimos evaluando día a día, pero no parece nada serio. Con suerte lo tendremos de vuelta para el primer juego de la serie", consideró el cubano.

  Comentarios