Béisbol

Los errores arruinan un año inolvidable

HOWIE KENDRICK (der.) perdió la pelota en una de las tantas acciones en la que los Angelinos incurrieron en errores en la serie 
divisional ante los Medias Rojas, que se llevaron el triunfo y avanzaron a la disputa de un puesto por la Serie Mundial.
HOWIE KENDRICK (der.) perdió la pelota en una de las tantas acciones en la que los Angelinos incurrieron en errores en la serie divisional ante los Medias Rojas, que se llevaron el triunfo y avanzaron a la disputa de un puesto por la Serie Mundial. MCT

La mejor foja en las Grandes Ligas, otra gran actuación de John Lackey, una oportunidad inmejorable de tomar la ventaja en el noveno inning, todo eso desperdiciaron los Angelinos de Los Angeles.

Una noche después de dejar atrás una racha de 11 derrotas seguidas en postemporada contra Boston, Los Angeles cayó el lunes por 3-2 y los Medias Rojas avanzaron a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, donde se medirán a partir del viernes a los Rays de Tampa Bay.

Los Angelinos, ganadores del Oeste de la Liga Americana por un margen de 21 partidos, quedaron eliminados apenas en cuatro.

"Naturalmente, esto nos decepciona'', dijo el mánager Mike Scioscia. "Pero tenemos que tratar de mejorar. Es todo lo que podemos hacer''.

Ganaron ocho de nueve encuentros de la campaña regular a los Medias Rojas, pero perdieron la serie, a un máximo de cinco juegos, cuando el novato Jed Lowrie pegó un sencillo frente a Scot Shields, con dos outs, para remolcar a Jason Bay con la carrera del triunfo en la novena entrada.

En una serie llena de oportunidades desaprovechadas por los Angelinos, la última y quizás la más costosa se presentó en el noveno episodio.

El emergente Kendry Morales bateó un doble en la apertura del inning, y Reggie Willits, quien sustituyó al cubano en los senderos, avanzó con un sacrificio de Howie Kendrick.

El dominicano Erick Aybar vio pasar los primeros dos lanzamientos de Manny Delcarmen, bolas. Luego, vino la jugada con la que quizás Scioscia estuvo soñando durante mucho tiempo en esta postemporada.

Aybar, quien remolcó el domingo la carrera del triunfo, se cuadró para tocar y falló, mientras Willits arrancaba rumbo al plato. El receptor Jason Varitek lo persiguió hacia la antesala y lo retiró cuando estaba a un paso de la colchoneta.

"Erick es muy bueno tocando la bola'', dijo Scioscia. "Evidentemente, él se siente muy mal por no haberle pegado. Era una gran oportunidad''.

Varitek se tropezó y soltó la pelota al caer al terreno. Pese a que Scioscia discutió acaloradamente, el umpire Tim Welke ratificó el out.

Los Angelinos finalizaron con 100 victorias en la campaña regular y cayeron ante los Medias Rojas en la Serie Divisional por segundo año consecutivo.

"La realidad es que perdimos ante un equipo que no era tan bueno como nosotros'', se lamentó Lackey.

Todo pintaba fácil ante Boston por el antecedente de haberles ganado ocho de los nueve partidos entre sí en la campaña regular.

Se dieron el lujo de tener más de dos semanas para alistar su arsenal, pero la tónica de la serie contra Boston fue un rosario de errores en defensa, un cuestionable recorrido de bases y --salvo Mark Teixeira-- una ofensiva silenciada.

Esas 100 victorias ahora ni siquiera sirven de consuelo.

"Uno gana todos esos juegos porque quiere tener la oportunidad de conquistar un campeonato'', señaló Arte Moreno, el propietario de los Angelinos. "Digámoslo de esta manera odio perder así''.

  Comentarios