Béisbol

Mánager de los Filis no abandona a su equipo pese a muerte de su madre

Joe Torre conversa con Charlie Manuel poco antes del comienzo del segundo juego.
Joe Torre conversa con Charlie Manuel poco antes del comienzo del segundo juego.

Un enlutado Charlie Manuel estaba en el dugout de los Filis de Filadelfia la tarde del viernes para el segundo partido de la serie de campeonato de la Liga Nacional, apenas unas horas después del fallecimiento de su madre.

Los Filis informaron que June Manuel murió el viernes por la mañana en el Hospital Memorial de Roanoke (Virginia) tras una breve enfermedad. Tenía 87 años.

Los Filis, sin embargo, no contaban con información sobe la causa de fallecimiento.

Manuel se enteró el viernes por la mañana del deceso después de reunirse con su equipo de trabajo antes del partido ante los Dodgers de Los Angeles.

Manuel observó la práctica desde su sitio de costumbre detrás de la caja de bateo, pero no habló con los reporteros y su conferencia de prensa de costumbre antes de cada partido fue cancelada.

Manuel escribió sobre su madre, June Manuel, en un tributo para el Día de las Madres en la página de internet de las Grandes Ligas MLB.com en el 2005, que "no me puedo imaginar a una mejor persona en el mundo que mi madre. Espero que las mamás de todos sean como la mía. Ha sido muy especial para mí, y he tenido mucha suerte en tener una madre como ella''.

El bateador de los Dodgers, Manny Ramírez, que fue dirigido por Manuel cuando jugaba para los Indios de Cleveland, estuvo entre los peloteros y entrenadores que se acercaron a ofrecerle sus condolencias.

El piloto de los Dodgers, Joe Torre, puso su mano en el hombro del dirigente de los Filis y ambos conversaron y el ex taponero de los Filis, Mitch Williams, también fue a verlo.

Manuel saludó a varias personas cuando llegó a la caseta después de la práctica de bateo, pero no contestó a las preguntas. Los Filis derrotaron a los Dodgers por 3-2 en el primer partido de la serie el jueves por la noche.

June Manuel aún vivía en Buena Vista, Virginia, donde creció el piloto de los Filis. Le sobreviven 10 hijos. Los detalles de su funeral aún están pendientes.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios