Béisbol

Clamor en Los Angeles para que Manny no se vaya a otra parte

Manny Ramirez.
Manny Ramirez.

Nadie esperaba que los Dodgers completaran el cambio para adquirir al dominicano Manny Ramírez, pero lo hicieron, sin ni siquiera tener que pagar su salario.

Ahora, ¿será que pagarán para quedarse con él?

"Solamente quiero agradecer a mis seguidores aquí en Los Angeles por su gran apoyo. El pasado ya está borrado, así que ahora seguiré adelante'', dijo Ramírez en el camerino. "Veremos qué pasa en la temporada baja. Quiero ver quién está dispuesto a pagar más''.

Eso es lo que la fanáticada de los Dodgers no quiere escuchar.

"Sin duda Manny tuvo un gran impacto en este equipo y en esta ciudad'', declaró el gerente general de los Dodgers, Ned Colletti. "Veremos que pasa de ahora en adelante. Mucho depende de cuánto el jugador desea estar aquí. No hemos hablado de eso''.

La contribución de Ramírez fue increíble. Bateó .533 (de 15-8) con dos jonrones y siete pasaportes en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Impulsó siete de las 20 carreras de los Dodgers (35 por ciento), consiguió 16 de las 64 bases de los Dodgers (25 por ciento), con .682 de promedio de embase y un porcentaje de slugging de 1.067.

Extendió récords de postemporada con su jonrón número 28, 12 en la Serie de Campeonato e impulsó al menos una carrera en nueve juegos seguidos. Lo hizo casi sin la protección de un buen bate antes o después de él.

El quisqueyano casi fue la razón por la que los Dodgers llegaron a la postemporada, impulsando 53 carreras en 53 juegos con 17 jonrones.

Ramírez es uno de 12 peloteros en el roster de 40 jugadores de los Dodgers que se convertirían en agentes libres, lo cual no incluye a dos peloteros con opción del club para el 2009 -- el lanzador Brad Penny y el receptor suplente Gary Bennett.

El agente libre que sobresale es Manny, quien se rumora pedirá un contrato de US$100 millones por cuatro años, aunque cumplirá 37 años de edad en mayo.

  Comentarios