Béisbol

En el Home de la Serie Mundial predomina el acento latino

Dioner Navarro pone out en la goma a Shane Victorino.
Dioner Navarro pone out en la goma a Shane Victorino.

E l panameño Carlos Ruiz y el venezolano Dioner Navarro son los encargados de cuidar celosamente la receptoría de los Filis de Filadelfia y los Rays de Tampa Bay, respectivamente, en la 104 Serie Mundial del béisbol de las Grandes Ligas.

En los últimos cinco años esta es la tercera vez que los dos receptores titulales son nativos de paises latinos.

En 2003, cuando los Marlins vencieron a los Yankees, los hombres que pedían los lanzamientos erán los boricuas Iván Rodríguez y Jorge Posada, respectivamente.

Tres años más tarde, cuando los Cardenales derrotaron a los Tigres, este hecho se volvió a repetir con el puertorriqueño Yadier Molina, por los primeros, y Rodríguez con los felinos.

Aunque las duplas no han sido siempre, en el 2004, cuando los Medias Rojas barrieron a los Cardenales, por estos últimos también estuvo Molina, mientras que el año pasado, cuando los patirrojos pasaron la escoba a los Rockies, estos últimos tenían al venezolano Yorvit Torrealba en esa posición.

"Estar en una Serie Mundial es algo grandioso, pues aunque no seamos potencias como República Dominicana o Venezuela, siempre hemos tenido alguna representación en las Grandes Ligas'', señaló Ruiz, quien empujó con roletazo la carrera decisiva en el primer partido, que los Filis le ganaron 3x2 el miércoles a los Rays de Tampa.

"Sólo traté de poner la pelota en juego, pues había un out y sabía que podía hacer algo importante'', apuntó el natural de Chiriquí.

Este también es el segundo año consecutivo en que un canalero visita el Clásico de Octubre, pues el año pasado el cerrador de Colorado era Manny Corpa.

Por su parte, Venezuela lleva dos años seguidos con un receptor a este nivel, pues los Rockies dependían en el 2006 de Torrealba.

"Venezuela se ha convertido en una cantara grande de las Mayores, con varios jugadores a este nivel todos los años, pero creo esta vez soy yo sólo en esta aventura'', subrayó Navarro.

Es cierto que en esta ocasión la participación latina en el Clásico es bastante pobre con solamente 10 jugadores, con Dominicana (3) y Cuba (2) al frente.

Los quisqueyanos presentes son Carlos Peña y Willy Aybar, ambos de Tampa, y Pedro Feliz, de Filadelfia, mientras que los cubanos son Michel Hernández y Fernando Pérez.

Navarro realizó una valiente jugada la víspera para impedir que el hawaiano Shane Victorino anotara otra carrera para los Filis.

"Fue un encontronazo fuerte y tengo que tener cuidado pues he estado jugando con una pierna lastimada'', aclaró el receptor venezolano.

  Comentarios