Béisbol

Uno de los pocos bates que rinden

EL RECEPTOR de 
los Filis, Carlos 
Ruiz, saluda al 
relevista Brad 
Lidge en el primer 
partido frente a 
los Rays.
EL RECEPTOR de los Filis, Carlos Ruiz, saluda al relevista Brad Lidge en el primer partido frente a los Rays. Associated Press

Carlos Ruiz podría dedicarse de medio tiempo a ser el coach de bateo de los Filis de Filadelfia en esta Serie Mundial.

El receptor panameño ha sido uno de los pocos bateadores de los Filis que rindió en los primeros dos juegos con un par de imparables en cinco turnos.

Sus compañeros de Filadelfia no han andado muy bien, dejando a 22 corredores esperando el remolque, 11 en cada partido.

Durante el día de descanso de una serie que se encuentra empatada 1-1 con los Rays de Tampa Bay, Ruiz descartó el viernes que el problema signifique que el equipo se encuentra tenso debido a que para la mayoría este es su primer Clásico de Otoño.

"No creo que sea eso. Para mí, es cuestión de poner la bola en juego cuando tenemos oportunidades. Hemos tenidos muchas situaciones, pero no las estamos aprovechando'', destacó Ruiz.

No está exagerando. Los Filis apenas han conectado un imparable en 28 oportunidades con corredores en posición de anotar y esperan que al pasar la serie a su estadio del Citizens Bank Park les cambie la suerte.

"Todo el mundo quiere hacer su trabajo. Yo creo que cualquiera puede prender al equipo con un hit y confio en los jugadores''.

Ruiz, quien en la temporada regular bateó para un modesto promedio de .219, con cuatro jonrones y 34 carreras remolcadas, aseguró que se siente relajado y recomendó a sus compañeros ser pacientes.

"Me siento muy tranquilo en el plato, ya que todo se trata de tener buenos turnos'', señaló.

  Comentarios