Béisbol

El bate de Carlos Peña da señales de vida

CARLOS PEÑA 
espera que su 
actuación del 
lunes sea una 
previa en lo que 
resta de Serie 
Mundial.
CARLOS PEÑA espera que su actuación del lunes sea una previa en lo que resta de Serie Mundial. MCT

Había dos outs y un corredor en la intermedia. Carlos Peña no tenía idea alguna que el juego estaba a punto de ser suspendido. Su sencillo para empatar la pizarra 2-2 evitó una situación embarazosa para las Grandes Ligas.

El hit del dominicano de los Rays de Tampa Bay llegó en la parte alta del sexto episodio de un partido de la Serie Mundial que tuvo que ser interrumpido el lunes por la lluvia.

Según Peña, lo ocurrido representó otro capítulo más en un año lleno de sorpresas para los Rays, el equipo que intenta convertirse en el primero en la historia que gana el campeonato tras haber registrado la peor foja de las Grandes Ligas en la anterior temporada regular.

Abajo 3-1 ante los Filis de Filadelfia en la Serie Mundial, Tampa Bay sigue sin rendirse. Lo que no sabe es cuándo podrán reanudar el quinto juego.

"Esta es la historia perfecta. El año entero hemos tenido que trascender muchas cosas y quieres extenderlo hasta el último momento'', declaró Peña, quien logró conectar sus dos primeros hits de la serie tras irse de 13-0 en los cuatro juegos previos.

"Seguimos con pulso y latiendo'', dijo Peña.

Su imparable por el jardín izquierdo le permitió al comisionado Bud Selig tener que intervenir para evitar que los Filis fuesen declarados como los ganadores de un juego suspendido tras seis innings.

"Esa no es la forma de poner fin a una Serie Mundial'', afirmó Selig. "Yo no hubiese permitido que una Serie Mundial terminase de esta forma''.

Esa fue la misma opinión de Peña, quien enfáticamente declaró que "de ninguna manera algo así se puede hacer en la Serie Mundial. Son nueve innings''.

Peña dijo que fue a batear con la clara intención de traer al plato a B.J. Upton, quien se embasó con dos outs al conectar un infield hit y luego se robó segunda.

"No estaba pensando que el juego se podría suspender en ese momento, sólo en hacer el contacto'', dijo Peña sobre su imparable al bosque izquierdo, ante Cole Hamels, que remolcó a Upton.

"Lo de Carlos fue grandísimo'', comentó Dioner Navarro, el receptor de los Rays. ‘‘Espero que siga así''.

De lo que sí estaba al tanto era que el juego se disputaba en condiciones imposibles.

"Estaba friísimo. No podía sentir mis orejas ni mis manos'', contó.

  Comentarios