Béisbol

El Misil Cubano merece mención de Honor para el Novato del Año

Alexei Ramírez.
Alexei Ramírez.

La designación del premio de Novato del Año en ambos circuitos se dará a conocer hoy y aunque en la Liga Americana la mayoría de los expertos señala a Evan Longoria como el favorito para conquistar el galardón, es justo señalar que si analizamos el rendimiento general de Alexei Ramírez, el pelotero cubano también merece ganar la distinción.

Los jonrones, las impulsadas, el slugging y la publicidad están a favor de Longoria. El promedio de bateo, las bases robadas y la defensa favorecen a Ramírez.

Longoria conectó seis jonrones más y en remolcadas superó por ocho al cubano. El slugging del antesalista de los Rays de Tampa Bay fue de .531, por .475 el del antillano.

Ramírez terminó con promedio de .290, mientras que Longoria lo hizo para .272, una diferencia de 18 puntos para el pinareño, que robó 13 bases por sólo siete el jugador estadounidense.

Alexei se ponchó en 61 ocasiones y a Longoria lo retiraron 122 veces por la via de los strikes (1 cada 3.6 turnos).

En el renglón ofensivo ambos peloteros tienen aspectos a favor y en contra.

Si observamos la defensa, Longoria cometió 12 errores en 119 partidos como tercera base con 26 jugadas de doble matanza, para un modesto promedio de .963.

El promedio del pinareño fue superior (.980) actuando en 138 partidos como segunda base, campo corto, tercera y jardinero central. Como camarero tuvo sólo 11 pifias en 121 juegos y participó en 71 jugadas de doble matanza. Como torpedero tuvo un error en 16 desafíos y en el bosque central una malfilada en once encuentros.

En asistencias la diferencia es abismal a favor del cubano, al participar en 343 asistencias por 231 de Longoria.

Ramírez se convirtió a la defensa en el paño de lagrimas del piloto de los Medias Blancas de Chicago, el venezolano Ozzie Guillén, actuando en cuatro posiciones diferentes de manera sobresaliente.

Es bueno destacar que el cubano no abrió como jugador regular al inicio de temporada, pero cuando el piloto Guillén comenzó a darle juego diario, Ramírez se ganó el puesto exhibiendo un juego de primer nivel repartiendo palos de todas dimensiones y con una defensa hermética, luciendo como si fuera una estrella consagrada en el béisbol de Grandes Ligas.

Aunque el premio de Novato del Año sea para Evan Longoria, el cubano Alexei Ramírez también tuvo una actuación para ganar el galardón en la Liga Americana.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios