Béisbol

El mismo ritual de los últimos años

EL PITCHER de Taiwán, Chien-Ming Wang, es uno de los dos lanzadores que tienen asegurados 
un puesto en la rotación de los Yankees para la venidera temporada del 2009.
EL PITCHER de Taiwán, Chien-Ming Wang, es uno de los dos lanzadores que tienen asegurados un puesto en la rotación de los Yankees para la venidera temporada del 2009. Associated Press

En los últimos años, los Yankees de Nueva York han salido al mercado invernal en busca de la pieza más codiciada de pitcheo para reforzar su maltrecha rotación. Fiel a esa tradición, esta pretemporada no podía ser realmente la excepción.

"Tenemos que mejorar nuestro cuerpo de lanzadores'', especialmente nuestra rotación'', expresó Brian Cashman, gerente general de la franquicia, quien insiste en la búsqueda de un agente libre de alto perfil.

"Eso es lo principal. Necesitamos estar saludables. Desafortunadamente, ese aspecto no estuvo de nuestro lado durante el 2008 y entonces esperamos que los abridores y la buena condición física remedien todo eso''.

Con el nuevo Yankee Stadium programado para su apertura al otro lado de la calle, todo dependerá de Cashman para decidir cuáles jugadores llegarán para vestir por primera vez el uniforme de los Yankees.

"Hay diferentes formas de escalar esta montaña'', señaló Cashman. "En estos momentos nuestro trabajo, especialmente a comienzos del invierno, tenemos que observar el mercado de agentes libres y el mercado de cambios para determinar las verdaderas opciones que tenemos. Esperamos que algunas cosas salgan a nuestro favor y tomemos las decisiones correctas que nos ayuden en la campaña del 2009''.

En los últimos días, Hank Steinbrenner expresó que los Yankees están observando a CC Sabathia y A.J. Burnett, pero admitió que "todo el mundo está haciendo lo mismo'', y afirmó que le preocupa la salud de sus brazos para la próxima temporada.

Los Yankees también podrían estar involucrados con otras opciones para la rotación como Ben Sheets y Derek Lowe, mientras que investigan los cambios que puedan hacer.

Estuvieron interesados cuando Jake Peavy de los Padres añadió a los Yankees a la lista de equipos que aceptaría un cambio, aunque Cashman ha pasado por eso antes y está consciente de que los agentes con frecuencia incluyen el nombre de su equipo en las negociaciones para aumentar su precio.

Y los últimos informes sobre el as dicen que tres equipos encabezan la lista para adquirir al derecho y se comenta que los Yankees no son uno de ellos.

Cashman señaló que Chien-Ming Wang y Joba Chamberlain serán los únicos que definitivamente volverán como abridores para el 2009, aunque es posible que Andy Pettitte regrese, lo que deja dos vacíos en la rotación.

A los Yankees les hizo falta un gran bate, para complementar una alineación que solamente anotó 789 carreras en el 2008.

Debido a que tal vez perderán al venezolano Bobby Abreu y a Jason Giambi, cuya ausencia se sentirá, los Bombarderos del Bronx podrían contemplar tener negociaciones con el dominicano Manny Ramírez y Mark Teixeira, aunque eso no tomaría prioridad sobre la búsqueda de lanzadores.

Por su alto nivel de talento, Robinson Canó podría ser parte de un gran cambio, pero Cashman expresó que ve al dominicano -- quien le restan $27 millones de un pacto de cuatro años, más una opción de dos años -- como el intermedista de Nueva York para el próximo Día Inaugural.

El gerente de los Yankees prefiere continuar construyendo el sistema de Ligas Menores y no quiere cambiar al joven talento por veteranos en las últimas etapas de sus carreras, una mentalidad que ha perjudicado a su equipo en los últimos años.

Con la apertura de las nuevas instalaciones y con la llegada de varias fuentes de ingresos, parece que los Yankees están en una buena situación de cara al 2009. Al dar de baja a agentes libres como el boricua Iván Rodríguez, Giambi, Carl Pavano y otros, los Yankees tal vez tengan disponibles cerca de $80 millones en su nómina, dinero que seguramente invertirán en construir un equipo que pueda capturar un campeonato.

  Comentarios