Béisbol

Pelotero cubano desertor cumple su sueño de estar en las Mayores

Dayán Viciedo.
Dayán Viciedo.

En su primer día de entrenamientos con los Medias Blancas de Chicago, el cubano Dayán Viciedo sólo quería calmarse y encajar bien.

Al mirar a su alrededor el jueves en un día soleado en Arizona, el jugador de 19 años se dio cuenta que la mayoría de sus compañeros sonreían y se divertían.

"Al principio había un poco de presión. Luego me fijé que todos estaban relajados... y me acostumbré'', dijo Viciedo.

"El primer día cumplí con mi sueño de estar en un terreno de Grandes Ligas y en un equipo de Grandes Ligas''.

Los Medias Blancas esperan que Viciedo continúe con la racha del equipo de buenos fichajes cubanos. Alexei Ramírez, quien bateó el jueves en el mismo grupo que Viciedo, tuvo éxito el año pasado en su primera campaña en las mayores.

Tras apoderarse del puesto de intermedista titular, Ramírez bateó .290 en 136 partidos, con 21 jonrones y 77 remolcadas. Ahora será el torpedero del equipo.

También está José Contreras, el as de la rotación en la segunda mitad de la temporada de 2005, cuando el equipo ganó la Serie Mundial. El derecho se recupera de una rotura del tendón de Aquiles.

El equipo de hace cuatro años también incluía al pitcher Orlando Hernández.

Viciedo jugó tres temporadas con el equipo Villa Clara en la liga cubana, donde bateó .296 con 32 jonrones y 123 remolcadas en 233 partidos. Los Medias Blancas lo ficharon con un acuerdo por cuatro años y 10 millones de dólares, y su meta es ganarse un puesto en el roster para la temporada regular.

Su competencia por el puesto de tercera base es Josh Fields, quien tuvo una mala campaña en Triple-A.

Pero Viciedo quiere demostrarle a los Medias Blancas que puede jugar de inmediato en las mayores. Primero tendrá que convencer al manager Ozzie Guillén, quien bromeó con los periodistas por entrevistar a un jugador que podría terminar en la liga de novatos.

Viciedo dijo que el dirigente venezolano le indicó que será considerado para el puesto.

"Voy a salir a jugar y dejar que los coaches y los managers tomen la decisión'', indicó el cubano. "Yo vine a jugar''.

Viciedo sabe que es afortunado por tener a sus compatriotas Ramírez y Contreras para ayudarlo en la transición cultural.

"Cualquiera que venga de otro país le gustaría tener a alguien de su país, y yo tengo a dos'', señaló.

Guillén coincidió.

"Creo que será más fácil para él. Alexei y José están muy cómodos donde están'', opinó el manager.

"Cuando vienes a los entrenamientos, especialmente él o cualquiera que venga de Cuba, de repente no tienes a nadie contigo y te sientes algo perdido. Este muchacho tiene la ventaja de tener a un par de compatriotas con él''.

  Comentarios