Béisbol

Gaby Sánchez quiere ser el orgullo de Miami dentro de los Marlins

Gaby Sánchez.
Gaby Sánchez.

Gaby Sánchez aún recuerda cuando, con apenas tres años, iba a ver a su papá Remberto a jugar softbol. "Siempre iba, ahí aprendí a jugar con él. Siempre estaba lanzándome la pelota'', recuerda.

Y Remberto cumplió el sueño de todo padre cubano que le gusta la pelota, ver a su hijo uniformarse de grandeliga.

"Se siente muy orgulloso'', manifesta Sánchez, quien espera ahora darle más satisfacciones al hombre que le enseñó lo que sería su modo de vida.

"Ahora es cuando empieza todo realmente'', advierte el cubanoamericano.

El comienzo es alentador.

Sánchez se encuentra en el spring training como el favorito para apoderarse de la posición de la primera base de los Marlins de Florida, en una lucha en la que también pudieran estar involucrados varios jugadores como Jorge Cantú, Dallas McPherson, Emilio Bonifacio y Wes Helms.

"Hay mucha gente acá en el clubhouse que puede jugar en la primera, así que tengo que fajarme en esta pretemporada'', destaca.

Sánchez es el típico producto de Miami.

Hijo de cubanos, estudió y jugó pelota en la Universidad de Miami, Gaby confiesa siempre haber soñado con la posibilidad de vestir el uniforme de los peces, equipo al que vio en muchas ocasiones en el estadio.

Ahora los peces esperan que Sánchez pueda ser la inspiración para que otros jóvenes también fantaseén con la posibilidad de vestir el azul de la organización marina.

"Tendrá todas las opciones para ganarse el puesto en la primera almohadilla'', admite el mánager Fredi González.

Bateador derecho, Sánchez viene de ser elegido como el Jugador Más Valioso de la Liga del Sureste en Doble A, luego de dejar porcentaje de embasamiento de .404 con 17 jonrones y 92 fletadas en Carolina.

Para Sánchez el aspecto más importante de su juego es su capacidad de embasarse.

"Es lo primordial para mí. Tengo poder para conectar jonrones y para batear para promedio. No me poncho mucho, pero lo que siempre busco es embasarme, como sea, así sea por boleto'', apunta en una declaración que haría orgulloso al estudioso más ortodoxo de la sabermetría, el análisis de las estadísticas de la pelota.

Los peces, entretanto, consideran que Sánchez optimiza el infield en comparación con Mike Jacobs, otrora inicialista del equipo.

"Gaby es mejor con el guante y también esperamos que se ponche menos que Jacobs'', explica González, en clara conjunción de la filosofía que quiere implementar la organización, que incluye privilegiar la defensiva y reducir la cantidad de abanicados.

Sánchez sabe que cuenta con las herramientas para cumplir su objetivo de convertirse en titular en las Mayores.

"Tengo confianza en mí mismo. No me puedo poner presión y eso es lo importante, porque sé de lo que soy capaz de hacer'', señala.

Y ante cualquier bajón, a Sánchez sólo le basta recordar lo que le aconsejó su papá antes de enfilarse hacia Júpiter.

"Me dijo que yo sé jugar béisbol que gracias a mi juego es que estoy acá y que me he ganado esta oportunidad'', admite.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios