Béisbol

Cuba ya vuela en la altura mexicana

ARIEL PESTANO será el receptor titular del combinado de Cuba que inicia su participación 
en el Clásico el domingo.
ARIEL PESTANO será el receptor titular del combinado de Cuba que inicia su participación en el Clásico el domingo. Associated Press

Los equipos del Grupo B del Clásico Mundial de Béisbol tendrán que enfrentar un factor único: la altura de la Ciudad de México.

Por esa razón, los integrantes de la novena cubana se instalaron desde el 20 de febrero en Puebla, ubicada a unos 127 kilómetros de la Ciudad de México y cuya altura de 2,175 metros sobre el nivel del mar es similar a la de la capital mexicana.

"Los muchachos sí han sentido los cambios (de la altura), pero es algo científico, hay que hacerlo'', comentó el manager cubano Higinio Vélez después de un partido de fogueo contra los Pericos de Puebla.

"El que vaya a jugar en la altura, de cualquier deporte, no sólo el béisbol, tiene que prepararse'', agregó.

El antesalista Michel Enríquez señaló que al principio sentía más cansancio y dificultades para dormir.

"La altura influye mucho'', expresó. "Por eso llegamos aquí 15 días antes para acostumbrarnos''.

Enríquez señaló que si Cuba supera la primera ronda tendrá la ventaja de bajar al nivel del mar para disputar la segunda etapa del torneo en San Diego.

Allí, sus jugadores aprovecharían la mejor oxigenación conseguida luego de entrenarse y jugar en la altura.

"Cuando bajemos sería una ventaja. Cuando uno baja (de la altura), rinde mejor'', agregó Enríquez.

El jardinero Frederich Cepeda indicó que la altura también provocará cambios en la forma en que trabajan los lanzadores. "El pitcheo debe tratar de mantener los envíos bajos'', señaló.

La pelota suele recorrer mayor distancia en los estadios ubicados a mayor altura sobre el nivel del mar, debido a la poca densidad del aire.

  Comentarios