Béisbol

Con sus armas listas

HECTOR OLIVERA es un jugador muy versátil que puede jugar en diferentes posiciones en el 
cuadro de la selección cubana.
HECTOR OLIVERA es un jugador muy versátil que puede jugar en diferentes posiciones en el cuadro de la selección cubana.

Cuba se encuentra en el punto óptimo y adaptándose perfectamente a la altura para la primera ronda del II Clásico Mundial de Béisbol, que disputará desde el próximo domingo en la capital mexicana, aseguraron les directivos y jugadores de la novena.

"Estamos en el punto óptimo de la preparación, el equipo tiene tremenda motivación, estamos muy entusiasmados, ya lo que queremos es la guerra, queremos empezar con el Clásico porque estamos en una forma deportiva excelente'', expresó el director técnico de la novena, Benito Camacho.

En declaraciones a la televisión local desde la ciudad mexicana de Puebla- donde Cuba realiza su preparación final-, Camacho afirmó que los 28 peloteros se encuentran "en muy buena forma''.

Al referirse a los jugadores de cuadro aclaró que ponen énfasis en la versatilidad. ‘‘Estamos trabajando mucho con Yulieski Gourriel y Héctor Olivera en segunda o tercera bases, Luis Miguel Navas como torpedero y camarero'', abundó.

Resaltó igualmente la calidad de la reserva, un punto débil del primer Clásico en el 2006. ‘‘Ahora el equipo tiene banco, con figuras jóvenes con perspectivas para jugar ya como titulares como Leslie Anderson, Yoenis Céspedes, Leonys Martín y Alfredo Despaigne'', subrayó.

"Están muy bien, tenemos un elenco que hay que explotarlo'', enfatizó.

El sicólogo del plantel, Pablo Gutiérrez, destacó que el proceso de adaptación física y sicológica a la altura marcha "perfectamente''.

"El equipo vino con tiempo prudencial antes de la competencia. La respuesta fisiológica y sicológica ha sido la adecuada'', comentó al dejar claro que no ha existido ningún contratiempo.

Según el especialista, los controles psicopedagógicos realizados a los beisbolistas confirman que el proceso ha sido "sin dramatismo ninguno'', en los llamados "días críticos'', los primeros.

El capitán Eduardo Paret resaltó la excelente forma mostrada por el seleccionado en ofensiva, defensa y pitcheo, durante los cuatro partidos de preparación ante clubes profesionales mexicanos, en los que Cuba triunfó con pizarras de 8-3, 19-0, 7-4 y 6-2.

Recalcó que la ofensiva, señalada como la causante de las derrotas de Cuba en los últimos tiempos, se ha visto muy bien y resaltó la forma que exhiben Despaigne, Céspedes, Fraderich Cepeda y Gourriel, la columna vertebral ofensiva de la selección.

  Comentarios