Béisbol

Sudcorea destroza las ilusiones de Venezuela

Jugadores sudcoreanos celebran su triunfo ante Venezuela.
Jugadores sudcoreanos celebran su triunfo ante Venezuela.

Los reportes de los scouts de Venezuela decían que los bateadores coreanos eran agresivos. También decían que había que cuidarse del primera base Tae Kyun Kim y que el pitcheo sabía confundir a los bateadores contrarios.

Y al final los “espías” vinotinto probaron tener toda la razón.

Corea del Sur se convirtió en el primer finalista del II Clásico Mundial de Béisbol al ganar 10-2 a Venezuela la noche del sábado ante 43,378 aficionados en el Dodger Stadium. La novena asiática espera ahora por su rival que se decidirá este domingo en un partido entre Estados Unidos y Japón.

La vinotinto llegó a Los Angeles con un reporte bien claro y los puntos más importantes sobre el conjunto coreano. Lo que no pudo adivinar el mánager Luis Sojo, es que su abridor Carlos Silva no saldría dominante como en sus actuaciones anteriores y que la defensiva venezolana se desintegraría y terminaría incurriendo en cinco errores, la misma cantidad que acumularon en sus siete partidos previos del torneo.

Bastaron apenas 10 minutos y 19 pitcheos para que el Armageddon cayera y no saliera del dugout de la tercera base.

A las 6:14, Silva hizo su primer pitcheo y a las 6:24, Venezuela ya estaba abajo 5-0, en una desventaja de la que nunca más pudo reaccionar el que hasta ayer era el único país latinoamericano vivo del torneo.

Yonkgku Lee negoció boleto y Keunwoo Jeong disparó un elevado inofensivo a la derecha, pero Bob Abreu dejó caer la pelota. Hyun Soo Kim conectó sencillo para producir la primera y Kyun Kim lo imitó para llenar las bases. Un rodado al pitcher de Dae Ho Lee fletó la segunda del inning y dejaría la escena preparada para Shin Soo Choo, el único grandeliga de Corea, que disparó un jonrón por el centro para colocar las acciones 5-0.

Del otro lado del montículo, Suk Min Yoon enfrió a la ofensiva de Venezuela, una de las más calientes del torneo y poblada de grandeligas.

Para el segundo episodio, los asiáticos siguieron aporreando a Silva con doble de Soo Kim y jonrón del cuarto bate Kyun Kim para poner el juego 7-0.

Venezuela descontó en el tercero con tres indiscutibles seguidos de Marco Scutaro, Endy Chávez y Melvin Mora, pero Corea volvió al ataque en el cuarto con doble de Jeong, que anotó por error del inicialista Miguel Cabrera, quien no pudo controlar un disparo del receptor Ramón Hernández.

En el sexto continuó el ensañamiento coreano con dos más impulsadas por Dae Lee y Jeong Choi, en un inning en el que Hernández cometió otro error por la defensiva vinotinto.

Carlos Guillén conectó su tercer jonrón del Clásico en el séptimo, pero su estacazo llegó trde para la causa latinoamericana que ayer en Los Angeles produjo su último estertor en el Clásico.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios