Béisbol

Disfrutan los nuevos estadios

LOS AFICIONADOS caminan por los pasillos del Yankee Stadium que lucen fotografías de 
leyendas del equipo.
LOS AFICIONADOS caminan por los pasillos del Yankee Stadium que lucen fotografías de leyendas del equipo. GETTY IMAGES

Bellos, majestuosos y hasta sorprendentes.

Estos fueron los comentarios de muchos aficionados al béisbol de la ciudad de Nueva York, que desafiaron ayer a los elementos del clima para ver a los Yankees y a los Mets de Nueva York a poner a prueba sus elegantes y costosos nuevos estadios en partidos de pretemporada, un doble debut en una ciudad que no había tenido un nuevo estadio en 45 años.

Los fanáticos estaban maravillados, y por sus costos deberían estarlo.

"Cuando muera, quiero que mis cenizas sean sepultadas aquí por lo bello que es'', señaló John Zozzaro, quien admiraba el Citi Field, el campo de los Mets, ubicado en el barrio de Queens y que tuvo un costo total de $800 millones.

Los aficionados elogiaron la grama verde del campo y los soportes para bebidas en sus butacas.

En otra parte de la ciudad, las canciones de Frank Sinatra se extendían por el aire mientras los aficionados atestaban los graderíos del flamante Yankee Stadium, que fue preparado con recuerdos antiguos de sus campos antecesores y fotografías de los héroes legendarios, como Babe Ruth.

Con un costo de $1,500 millones, es el estadio de béisbol más caro que jamás se haya construido.

"Se ve maravilloso. Creo que la palabra es majestuoso'', señaló el aficionado Mike Generose, de 39 años. El hombre y su esposa Lori, de 24 años, viajaron para estar en este partido desde Allentown, Pensylvania.

El primer lanzamiento del partido de los Mets fue realizado por el cubano Liván Hernández y fue una bola que le arrojó a Jacoby Ellsbury, de los Medias Rojas de Boston.

Una hora más tarde, el pelotero miembro del Salón de la Fama, Reggie Jackson, hizo el lanzamiento ceremonial de la primera pelota en el Yankee Stadium ante una multitud ruidosa.

Las condiciones climáticas no fueron las mejores para los peloteros ni tampoco para los aficionados.

Llovió intermitentemente durante todo el día y se esperaban lluvias para la noche, que afectarían el campo de ambos estadios.

El partido de los Mets fue demorado por lluvia en la sexta entrada.

  Comentarios