Béisbol

Barrida de los Marlins augura prometedora temporada

Un admirador de los Marlins sostiene una pancarta durante el partido contra los Nacionales de Washington.
Un admirador de los Marlins sostiene una pancarta durante el partido contra los Nacionales de Washington.

La barrida de los Marlins de Florida sobre los Nacionales de Washington es la primera que propina este equipo en la primera serie de una temporada desde el año 1997.

En aquella ocasión los peces avanzaron a los playoffs, conquistaron el gallardete de la Liga Nacional al derrotar a los Bravos de Atlanta y por último vencieron en la Serie Mundial a los campeones de la Liga Americana, los Indios de Cleveland.

Aunque aún es muy temprano en la campaña, las tres victorias de la tropa dirigida por el cubano Fredi González representan un paso positivo en una novena repleta de figuras jóvenes.

Los Filis de Filadelfia y los Mets de Nueva York son los dos equipos que salen como favoritos para discutir el banderín de la División Este, pero la última palabra se dice en el terreno de juego, donde se ganan los campeonatos.

Los Marlins han mostrado un pitcheo sólido, ofensiva oportuna, rapidez en las bases --tienen un primer bate que reúne las credenciales para ser un estelar como hombre proa en la alineación--, excelente defensa y algo muy importante, la cohesión de sus jugadores en busca del triunfo. La única nota negativa fue el descontrol en algunos de sus lanzadores.

No es igual barrer a un equipo sotanero como los Nacionales, que vencer a rivales del nivel y la experiencia de los Filis, Mets y Bravos, todos en la la misma división. Pero dos factores no pueden ser olvidados en el béisbol: el talento y la juventud.

Cuando ambos elementos se unen, la combinación se puede convertir en una fórmula ganadora en el deporte de las bolas y los strikes. Al parecer los Marlins poseen esos elementos mágicos.

  Comentarios