Béisbol

Los Marlins no conocen la derrota

Jorge Cantu y Emilio Bonifacio de los Marlins celebran la victoria sobre las Mets de Nueva York, 5-4 el viernes, 10 de abril, en el Dolphins Stadium de Miami.
Jorge Cantu y Emilio Bonifacio de los Marlins celebran la victoria sobre las Mets de Nueva York, 5-4 el viernes, 10 de abril, en el Dolphins Stadium de Miami. El Nuevo Herald

Los Marlins de Florida son el mejor equipo de la pelota. Y tienen pruebas contundentes para respaldarlo.

La novena floridana se impuso anoche 5-4 a los Mets de Nueva York en el primer desafío de la serie entre ambos clubes, en un partido celebrado en el Dolphin Stadium ante 24,070 aficionados.

Con el triunfo, los peces se mantuvieron como los únicos invictos en la primera semana de la gran carpa, al acumular 4-0. Los Rangers de Texas, que tenían 3-0 antes de la jornada de ayer, cayeron apaleados 15-2 ante los Tigres de Detroit.

La primera edición en la historia de la franquicia que empieza una campaña con 4-0 utilizó la receta ofensiva con la que soñó la gerencia floridana para este 2009.

Con el juego nivelado en el noveno inning y luego de un out, Emilio Bonifacio se embasó por sencillo dentro del cuadro. Después de que John Baker se ponchara, Hanley Ramírez negoció boleto y ahí surgio el mexicano Jorge Cantú con una línea hacia el jardín derecho, con la que Bonifacio se embaló hacia el plato para que los peces dejaran, por primera vez en la campaña, a sus rivales en el terreno.

Los peces llegaron arriba 4-3 en el noveno, pero una combinación de tres indiscutibles ante el cerrador Matt Lindstrom nivelaron las acciones.

Bonifacio, quien conectó tres indiscutibles, ya había puesto arriba a los peces en el séptimo inning, cuando después de dos outs tocó la bola y se embasó. Baker conectó un elevado corto al jardín izquierdo, permitiéndole al dominicano meterse hasta el tercer cojín.

Ramírez siguió con un sencillo al central para remolcar la carrera de la diferencia, su segunda de la noche y la octava de la temporada.

El venezolano Aníbal Sánchez continuó la buena labor que han tenido los abridores de los peces en la semana. El derecho laboró durante cinco episodios en blanco, en los que permitió cuatro hits, entregó tres boletos y ponchó a cinco.

Sánchez se retiró con el juego arriba 2-0, luego de que se produjeran jonrones solitarios de Ramírez, en el primero y de Dan Uggla en el segundo ante John Maine.

El relevo floridano colapsó, sin embargo, en el sexto y séptimo inning antes de que se produjera el susto de la mano de Lindstrom en el noveno capítulo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios