Béisbol

La fiesta sigue en la capital

Ricky Nolasco estuvo casi siempre encima de un volcán al permitir siete imparables y al menos en tres de sus cuatro entradas de faena los Nacionales le colocaron dos hombres en base.
Ricky Nolasco estuvo casi siempre encima de un volcán al permitir siete imparables y al menos en tres de sus cuatro entradas de faena los Nacionales le colocaron dos hombres en base. Associated Press

Cody Ross está despertando de su letargo y lo hace con su poder.

Cuando todo parecía terminado para los Marlins en el noveno, un jonrón de Ross propició un empate a dos carreras que dejó todo preparado para que una entrada más tarde Jeremy Hermida trajera la del triunfo 3-2 sobre los Nacionales de Washington.

Los Nacionales se encontraban a sólo dos outs del triunfo cuando Ross disparó un cuadrangular que evito que Ricky Nolasco cargara anoche con la segunda derrota del equipo y su segunda en lo personal.

Envueltos en un comienzo de campaña formidable, los Marlins extendieron a cinco una racha triunfal y alcanzaron un balance de 9-1 en sus primeros 10 desafíos.

En su anterior presentación, Nolasco había caído en la derrota 8-4 ante los Mets de Nueva York, cuando le conectaron siete hits y le hicieron cuatro carreras limpias en cinco episodios.

Los peces abrieron el marcador cuando John Baker le desapareció la bola del parque al abridor de los Nacionales, John Lannan, que hasta esa cuarta entrada apenas había permitido un hit.

Pero los capitalinos reaccionaron en la parte baja de ese capítulo y fabricaron dos ante Nolasco por sencillo impulsor del venezolano Alberto González y doble del dominicano Anderson Hernández con uno a bordo.

Nolasco estuvo casi siempre encima de un volcán al permitir siete imparables y al menos en tres de sus cuatro entradas de faena los Nacionales le colocaron dos hombres en base.

De no haber sido por dos tremendos fildeos de Cameron Maybin y Cody Ross, el choque habría cambiado su fisonomía.

Las dos actuaciones de Nolasco y su alto promedio de carreras limpias de 6.63, contrastan mucho con las aperturas de Josh Johnson, Chris Volstad y el venezolano Aníbal Sánchez, quienes mantienen su efectividad por debajo de 1.65 y parecen ser la nueva edición del trío conformado por Josh Beckett, A.J. Burnett y Brad Penny en el 2003.

Lannan, por el contrario, estuvo muy acertado en el montículo.

Salvo el vuelacercas de Baker, Lannan estuvo en dominio durante 6.1 de entradas en las cuales admitió tres hits y ponchó a ocho peces. Regaló un solo boleto.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios