Béisbol

Admite que las butacas siguen vacias en Nueva York

EL SERPENTINERO 
derecho de los Yankees 
de Nueva York Joba 
Chamberlain realiza un 
envío durante el partido 
celebrado en el nuevo 
estadio en la ciudad de 
Nueva York.
EL SERPENTINERO derecho de los Yankees de Nueva York Joba Chamberlain realiza un envío durante el partido celebrado en el nuevo estadio en la ciudad de Nueva York. GETTY IMAGES

Bud Selig ha notado también la gran cantidad de butacas vacías en los nuevos parques de Nueva York. Y ante la pregunta de si los Yankees y los Mets deberían bajar los precios de los boletos, el comisionado de las Grandes Ligas explicó que la decisión depende de cada uno de los clubes.

Selig dijo ayer que los equipos contemplarán la posibilidad de ajustar el costo de los boletos más caros. Los Yankees se negaron a emitir declaraciones y los Mets señalaron que no consideraban semejante decisión.

En declaraciones a The Associated Press Sports Editors, Selig dijo que el asunto no correspondía a las Grandes Ligas, y añadió que no haría recomendación alguna al respecto.

"Ellos van a discutirlo, y harán cualquier ajuste que quiera'', dijo Selig. "No sería correcto hablar de lo que ellos deben o no deben hacer''.

Los Yankees están cobrando entre 500 y 2.625 dólares por los boletos denominados Legends Suite para 25 secciones del nuevo Yankee Stadium, que abarcan las primeras nueve filas alrededor del cuadro interior, un área que contiene un total de 1,895 asientos.

Aunque esas butacas estuvieron llenas para el juego inaugural del parque, el 16 de abril, más de la mitad se ha quedado vacía durante los cinco juegos posteriores en el estadio. Algunas secciones enteras quedaron vacías, pero es posible que los boletos para otros asientos hayan sido comprados por personas que no asistieron o que pasaron mucho tiempo en los tres restaurantes y vestíbulos exclusivos del parque.

Los Mets tienen menos butacas de lujo, cerca del plato, y a precios más económicos. Cobran un promedio de entre 175 y 495 dólares por 1,567 asientos en el espacio Delta Club, que incluye 20 filas entre los dugouts.

♦Hank Sánchez, un primera base que juega en las Ligas Menores con los Mellizos de Minnesota, fue suspendido 50 partidos por consumir sustancias prohibidas.

Sánchez, de 22 años, llevaba con el bate un promedio de .231 con dos impulsadas en cuatro partidos en esta temporada en la sucursal de Beloit en la Clase A. Los Mellizos lo adquirieron en el sorteo del 2005.

Ahora, Sánchez es el onceno jugador suspendido este año por violar las reglas contra las sustancias prohibidas en las Ligas Menores.

  Comentarios