Béisbol

Sánchez abandona el juego por molestia

EL SERPENTINERO derecho de los Marlins de Florida Aníbal Sánchez realiza un envío frente 
a los Bravos de Atlanta. El venezolano abandonó el partido por dolor en su hombro derecho.
EL SERPENTINERO derecho de los Marlins de Florida Aníbal Sánchez realiza un envío frente a los Bravos de Atlanta. El venezolano abandonó el partido por dolor en su hombro derecho. El Nuevo Herald

La preocupación campeaba en el clubhouse. Y la derrota, una invitada siempre desagradable, no era la principal causante de tanta pesadumbre.

Era el desasosiego de ver un compañero caído.

Aníbal Sánchez abandonó el partido en el quinto inning por una molestia en el hombro derecho, precisamente el mismo que fue operado el 21 de junio del 2007, cirugía que lo hizo estar alejado de las Mayores por más de un año.

"Aníbal está en el médico. Le están haciendo todos los exámenes requeridos, y por ahora no tenemos más información. Estamos a la espera de lo que nos diga el cuerpo de doctores del club'', afirmó el mánager Fredi González.

Sánchez, quien encontró la fama en sus primeros escarceos con el montículo del Dolphin Stadium al lanzar un juego sin hits ni carreras como novato en el 2006, se retiró con signos de dolor en el hombro y aunque no se sabe aún la extensión de la molestia, la señal de alarma dentro de la organización se activó.

"Puede ser algunas partículas sueltas en el hombro, pero es temprano para especular'', añadió González, quien dejó abierta la posibilidad de que, en el mejor escenario posible, el pitcher venezolano se pierda al menos una apertura.

"Veo difícil que pueda hacerla'', apuntó el dirigente cubano.

La próxima salida del derecho estaba prevista para el 12 de este mes en Milwaukee contra los Cerveceros.

Sánchez había declarado durante el spring training que su meta para esta campaña, más allá de poner algún número, era mantenerse sano en el 2009 y así tratar de recuperar la forma del 2006, cuando fue uno de los novatos más sobresalientes de la Nacional en la segunda mitad de la temporada.

"Es realmente duro para él", admitió Hanley Ramírez, quien conoce a Sánchez desde los días en que ambos eran prospectos de los Medias Rojas de Boston. "Después de que salió lastimado vine al clubhouse a hablar con él, y estaba muy triste. Todos nos sentimos muy mal''.

Los Marlins partieron ayer mismo, luego de la derrota ante los Bravos, a Denver en donde jugarán una serie de tres desafíos ante los Rockies y Sánchez no estaba en el avión.

"Pero no se puede descartar que se una a nosotros en la gira'', apuntó González, quien sostuvo que los peces no han realizado ningún movimiento en el roster a la espera de la respuesta del cuerpo médico encabezado por el doctor Lee Kaplan.

Desde su regreso de la operación, el 31 de julio pasado, Sánchez no ha podido emular lo que hizo en el 2006, cuando ganó 10 partidos en 17 aperturas y dejó efectividad de 2.83.

En la actual contienda ha tenido particularmente problemas para cerrar los innings. De hecho, en 18 de los 32.2 episodios que ha lanzado ha permitido hits luego de dos outs, y 23 de los 43 incogibles que ha recibido han sido también en esa misma situación.

En total, Sánchez exhibe foja de 1-4 con 5.79 de efectividad y un elevado promedio de 1.78 bateadores que se le embasan por inning.

  Comentarios