Béisbol

Los Marlins viven un momento para el olvido

HANLEY RAMIREZ pone out a B.J. Upton, de los Rays, en la nueva 
caída de los Marlins de Florida, anoche en el Land Shark Stadium.
HANLEY RAMIREZ pone out a B.J. Upton, de los Rays, en la nueva caída de los Marlins de Florida, anoche en el Land Shark Stadium. Associated Press

Nadie sabe cuántos son los círculos del infierno, pero los Marlins de la Florida podrían descubrirlo pronto, al menos en términos deportivos.

Tras ser humillados el viernes por el azote ofensivo de los Rays, los peces cayeron esta vez por un marcador menos abultado, 10-3, pero que igualmente ahondó el pésimo momento de la franquicia del sur de la Florida.

Aquí, sin duda, las noches son más largas.

Mucho antes de que el legendario sonero Oscar D'Leon cantara su famoso tema ‘‘Llorarás'' en su concierto de Super Sábado, los 20,253 fanáticos presentes en el Land Shark Stadium sufrían por el 11mo fracaso del club en sus últimas 13 actuaciones.

A pesar de que esta vez el pitcheo realizó un mejor papel que en el choque previo -15 carreras y tres jonrones-, los errores y la falta de oportunidad en el bateo dieron al traste con las ilusiones del equipo.

El mánager Fredi González, quien voló a Atlanta para asistir a la graduación de preuniversitario de su hija, dejó el desastre en manos del coach de banco, Carlos Tosca, pero en la pizarra el resultado quedó invariable: derrota.

Con una rotación llena más de dudas que de certezas, los peces llamaron de doble A al novato Sean West, uno de los principales prospectos que llegó a la organización en el draft universitario del 2005.

West comenzó la noche de la peor manera posible, con un boleto, y tras un error del camarero Dan Uggla pareció que la pesadilla del viernes se repetiría en grado extremo, pero el muchacho se compuso en el box y retiró a 11 hombres en fila hasta que en el cuarto le pegaron el primer hit.

El zurdo dio síntomas de problemas cuando con las bases llenas le regaló un boleto al receptor cubano Michael Hernández que remolcó de manera forzada la primera rayita de Tampa Bay.

Una entrada más tarde, sacrificio de Jason Bartlett sirvió para romper un momentáneo empate 1-1 y dar por terminada la faena de West, quien, en honor a la verdad, tuvo buenos momentos en su debut en las Mayores.

Tampa Bay agregó una más en el séptimo por hit del dominicano Willy Aybar ante el relevista Burke Badenhop.

Un jonrón de Uggla en el cuarto remolcó la primera de los peces, que lograron igualar en el séptimo con hit impulsores de Ross Gload y Jeremy Hermida que animaron las gradas.

Sin embargo, un error de Jorge Cantú en el octavo abriría la compuerta por donde los Rays anotaron la cuarta con sencillo de Evan Longoria, mientras Matt Lindstrom con un error, un balk y una pésima faena, de él y otros relevistas, en el noveno consumaba la debacle con seis más permitidas para Tampa Bay.

  Comentarios