Béisbol

Agente de Grandes Ligas defiende intereses de peloteros cubanos

JAIME TORRES junto a Dayán Viciedo a principios de julio del 2008, 
cuando la promesa aún no había firmado con los Medias Blancas.
JAIME TORRES junto a Dayán Viciedo a principios de julio del 2008, cuando la promesa aún no había firmado con los Medias Blancas.

La batalla legal que le aguarda a Alexei Ramírez en la República Dominicana es otro de los tristes capítulos que sufren los deportistas cubanos deseosos de continuar sus carreras en ámbitos profesionales.

Jaime Torres, que representa a varios antillanos, entre ellos a Ramírez, ha sido testigo de lo que puede suceder cuando no se actúa dentro del marco de la ley debido a personas ajenas al bienestar de los deportistas.

"Podría mencionar tantos nombres de peloteros que se han visto envueltos en situaciones desagradables: les roban los documentos, los amenazan...", expresó el abogado puertorriqueño. "Muchos individuos inescrupulosos, aventureros, se hacen pasar por agentes, por conocedores del sistema y sólo terminan destruyendo los sueños de muchos o dificultando su desarrollo. ¿Quién sabe lo que habría sucedido con Alexei? Todavía estaría en trámites''.

Ramírez es demandado en dominicana por $20 millones bajo los términos de haber violado un contrato de representación con los ciudadanos Julio Martínez y Ramón Fernández, quienes además alegan daños y perjuicios por parte del pelotero.

De acuerdo con los documentos presentados en fiscalía, Ramírez y Torres son acusados también de tener una deuda con Martínez y Fernández por $450,000 por concepto del bono de firma del cubano, así como $131,156 por ingresos percibidos en sus dos años en la gran carpa.

"Existe un contrato que ellos no han honrado de pagar un 30 por ciento del bono al convertirse al profesionalismo y un cinco por ciento de todos sus ingresos como pelotero profesional, que vamos a hacer cumplir'', le comentó a la AP Manuel Valdez, abogado de Martínez y Fernández.

Sin embargo, Torres confía en que en los tribunales quisqueyanos se conozca la verdad.

"Alexei nunca firmó nada, ningún contrato legal'', expresó el agente. "Pero estos son los típicos personajes que existen en Dominicana que no sólo se han aprovechado de jugadores cubanos, sino de sus propios ciudadanos. Son capaces de cualquier cosa, y cuando uno es joven y no está bien aconsejado y representado, lo peor puede suceder''.

José Ariel Contreras, a quien Ramírez considera un hermano mayor dentro de los Medias Blancas de Chicago, le había recomendado a su paisano de Pinar del Río que utilizara los servicios del abogado puertorriqueño para que le representara.

Pero desde que Torres vio a Ramírez por primvera vez en Dominicana, se percató de que algo no andaba bien en el entorno del pelotero cubano.

"Las personas que hoy lo demandan por una suma exhorbitante, lo tenían bajo un control total'', recordó Torres. "No se podía hablar en privado ni con Alexei ni con su esposa. Sí íbamos de un lugar a otro, siempre había alguien vigilando''.

Todo empeoró cuando Ramírez les comentó a Martínez y Fernández que solamente Torres se ocuparía de representarlo ante las Grandes Ligas. Entonces, procedieron a sustraerle los pasaportes a él y a su esposa.

"Ellos se percataron de que conmigo no habría manejos turbios, que todo se haría legalmente y dentro de la ley'', afirmó Torres, quien recientemente negoció el contrato de $10 millones entre Dayán Viciedo y Chicago. "La respuesta a todo esto ha sido esta demanda absurda''.

Más allá de la demanda en sí, a Torres le molesta el proceder de los demandantes y el precedente que pudieran crear.

"Ahora mismo sé de personas que no son agentes y les hacen creer a peloteros cubanos que podrían ayudarlos a llegar a las Mayores'', explicó Torres. "Sólo les hacen perder el tiempo y las oportunidades. Por el camino cometen errores por desconocimiento o mala fe. Los que sufren son los muchachos. No soporto a los ladrones de sueños''.

  Comentarios