Béisbol

Glavine se siente defraudado por los Bravos

TOM GLAVINE tuvo una apertura en Triple A el 28 de mayo contra Indianápolis. El veterano 
lanzador fue dado de baja por los Bravos que alegaron que había perdido velocidad.
TOM GLAVINE tuvo una apertura en Triple A el 28 de mayo contra Indianápolis. El veterano lanzador fue dado de baja por los Bravos que alegaron que había perdido velocidad. Associated Press

Si Tom Glavine hubiera imaginado que aún estaba en duda si lanzaría con los Bravos en la actual temporada, él no hubiese hecho el viaje de 90 minutos de Atlanta para hacer su apertura de rehabilitación en el equipo Rome de Clase A hace tres días.

"Si hubiera sabido que tenía que lanzar lo suficientemente bien como para hacer el equipo, no hubiese ido'', expresó Glavine durante una entrevista con la emisora The Zone 790 en Atlanta.

Después de tirar seis ceros con el Rome, Glavine tenía la impresión de que estaría lanzando el sábado con los Bravos contra los Cerveceros en los predios del Turner Field.

Pero cuando se levantó el miércoles recibió la noticia de que los Bravos ya no querían darle la oportunidad de demostrar que aún podía pitchar en Atlanta.

Unas pocas horas después el equipo le dio dos opciones definitorias: retirarse o ser dado de baja.

"Nunca pude aprovechar lo que creo que me había ganado, que era la oportunidad de volver a lanzar desde la lomita'', expresó Glavine en la entrevista por radio.

Glavine se reunió con el gerente general de los Bravos Frank Wren, John Schuerholz, y con el mánager Bobby Cox. Al veterano pitcher se le dijo que su velocidad había bajado y los ejecutivos sugirieron que podría retirarse.

Mientras los Bravos han dicho que su decisión se basó únicamente en la actuación de Glavine, éste está convencido de que hubo sin dudas motivos económicos.

Una vez colocado en el roster activo, hubiera recibido un bono de $1 millón que él cree que se utilizaría para pagar el salario del recién adquirido Nate McLouth.

"Viendo toda la situación y tomando en cuenta lo que he hecho en esta ciudad y durante mi carrera, no hay dudas de que para mí, las cosas pudieron haberse manejado de manera diferente'', expresó con algún pesar Glavine.

Con 43 años, Glavine pasó las primeras 16 temporadas de su carrera en Atlanta y fue traído de vuelta durante la temporada pasada.

Las lesiones lo limitaron apenas a 13 aperturas y no ha lanzado para los Bravos esta campaña. Fue sometido a una cirugía de codo y hombro, y luego tuvo complicaciones en abril mientras se preparaba para unirse a los Bravos.

Gregg Clifton, el agente de Glavine ha expresado también perplejidad con la decisión de los Bravos.

"Tom está extremadamente decepcionado. Él aceptó volver a los Bravos con una drástica reducción de sueldo yasumió todo el riesgo por su contrato en el 2009, excepto por un salario base. Él ha cumplido sus obligaciones y se ha rehabilitado diligentemente para volver al cuerpo de lanzadores del equipo, y el no tener la oportunidad esta vez es extremadamente frustrante para un futuro miembro del Salón de la Fama como él."

El zurdo, quien registró 244 de sus 305 victorias de por vida en Atlanta, también expresó que aún está dispuesto a lanzar en otro equipo este año.

  Comentarios