Béisbol

Los Gigantes superan a los Marlins

Ricky Nolasco finalmente lució como el mismo pitcher del año pasado. Lo malo para los Marlins es que Tim Lincecum también se mostró como el mismo lanzador del 2009.

Nolasco realizó su mejor actuación de esta contienda, pero se encontró con el Cy Young de la temporada pasada en la orilla contraria, y los peces cayeron 3-2 ante los Gigantes de San Francisco en un partido que empezó a las 6:40 luego de un retraso de más de hora y media por la lluvia que acribilló el domingo al sur de Florida.

En su primera apertura con la novena floridana después de ser enviado a las Menores, Nolasco realizó una labor sólida, y aunque recibió 10 inatrapables, logró retirarse de la lomita luego de siete entradas de labor -su actuación más larga- en las que permitió tres rayitas, dos limpias.

Fue la segunda apertura de calidad -seis o más episodios y tres o menos rayitas recibidas- en el año para Nolasco, que antes del encuentro de anoche exhibía una escandalosa efectividad de 9.07.

Fredi González, piloto de los Marlins, había pronosticado una mayor receta de rectas de Nolasco y su abridor del día inaugural no lo defraudó.

El derecho, que había sido exhortado por los técnicos de la organización para que utilizara más su envío rápido, terminó realizando 106 pitcheos, 78 de ellos rectas, es decir, un 74 por ciento, en comparación con el 49.9 que tenía antes de la jornada dominical.

Pero si Nolasco estuvo efectivo, lo de Lincecum fue sobresaliente.

El joven de 24 años se enfrentó al mínimo de bateadores hasta el séptimo inning y llegó al octavo con apenas un indiscutible en su contra. En ese episodio recibió el único castigo cuando Chris Coghlan le conectó un cuadrangular con John Baker en base para acercar el marcador a una anotación.

En total, Lincecum lanzó 7.1 tramos, recibiendo tres incogibles -la cifra más baja en el año para él- con dos rayitas.

San Francisco, el equipo con la peor capacidad ofensiva de la Nacional, una vez más produjo poco ante el pitcheo floridano. Pero al igual que el viernes, fue suficiente.

Los visitantes anotaron una en el cuarto por doble de Randy Winn y sencillo del matamarlins Bengie Molina. En el quinto otra más por doble de Lincecum, error de Emilio Bonifacio -su número once del año- en batazo de Aaron Rowand y elevado de sacrificio del mismo Molina.

La otra fue en el sexto por dobles seguidos de Fred Lewis y Juan Uribe.

Los peces tuvieron una buena oportunidad en el noveno luego de que Ross Gload abriera el inning con sencillo, pero Brian Wilson retiró a Dan Uggla y Jeremy Hermida con elevados, y después de infield hit de Cody Ross, el cerrador abanicó a John Baker para ponerle punto final a la noche.

  Comentarios