Béisbol

Tres grandes acontecimientos en la pelota

El 2009 será testigo de tres grandes acontecimientos en una misma temporada en el plano individual. Ya se cumplieron dos, el otro anda en camino: 500 jonrones, 300 victorias y 500 salvamentos. Sería la segunda vez desde el primer campeonato de Grandes Ligas, en 1876, que varios jugadores llegan a dichas cifras.

El zurdo Randy Johnson, de los Gigantes de San Francisco, logró su victoria 300 para convertirse en el vigesimocuarto lanzador en lograrlo, siendo el cuarto en sumar 300 triunfos con más de 4,000 ponches.

El pasado 17 de abril, el jardinero Gary Sheffield conectó su jonrón 500 en un triunfo de los Mets de Nueva York 5-4 sobre los Cerveceros de Milwaukee, en el Citi Field de Queens.

Con su bambinazo, Sheffield se ubicó en el lugar 25 en la lista de jonroneros de todos los tiempos.

La tercera marca histórica en una misma temporada está cerca de lograrse. El panameño Mariano Rivera, de los Yankees de Nueva York, debe ser en sólo días el segundo relevista con 500 juegos salvados. Rivera suma 494.

En el 2007 ocurrió algo aún superior. En el primer hecho, el pitcher Trevor Hoffman, con los Padres de San Diego ante los Dodgers de Los Angeles, el 6 de junio del 2007, fue el primero en llegar a los 500 rescates.

El 14 de agosto, el dominicano Alex Rodríguez, de los Yankees, pasó a ser el bateador más joven en llegar a los 500 jonrones. En la misma fecha, Barry Bonds igualó la marca de jonrones de todos los tiempos (755), en poder de Hank Aaron, y horas más tarde se adueñó del récord con su bambinazo número 756.

Un día después de la jornada de batazos de Alex y Bonds, el pitcher Tom Glavine, de los Mets de Nueva York, sumó su victoria 300, siendo el quinto lanzador zurdo en lograrlo.

A los 32 días de la hazaña de Glavine (16 de septiembre), Jim Thome, de los Medias Blancas de Chicago, pegó su jonrón 500.

Las posibilidades de que se repita en una misma temporada la presencia de un pitcher con 300 triunfos, un salvador de 500 partidos y un bateador con 500 jonrones, son escasas. Sólo basta observar a los próximos candidatos para asegurar que pasarán años para que se logre este resultado.

En la lista de espera por las 300 victorias están el zurdo Jamie Moyer, de los Filis de Filadelfia, con 250. Pero Moyer tiene 46 años y su oportunidad no es real.

Le sigue Andy Pettitte con 220 triunfos, pero el zurdo podría retirarse al finalizar esta temporada.

Los restantes pitchers están lejos de la cifra: Roy Halladay (141 triunfos y 32 años), Roy Oswalt (131-32), Mark Buehrle (129-30), C.C. Sabathia (123-29), Barry Zito (124-31) y Johan Santana (116-30).

Rumbo a los 500 jonrones tenemos al boricua Carlos Delgado (473-37 años) que no tiene posibilidad de llegar este año, al estar lesionado, Chipper Jones (413-37), Jason Giambi (404-38) y Vladimir Guerrero (393-34).

Jones, con 37 años, tiene una ligera oportunidad de llegar a los 500 jonrones, la tarea de Giambi es muy difícil y Guerrero está amenazado siempre por lesiones.

El bateador con mejor chance de ingresar al club de los 500 jonrones es Albert Pujols, que a los 29 años acumula 336 vuelacercas. Pero aún debemos esperar al menos seis campañas para que sume 500 bambinazos.

Con relación a los 500 juegos salvados, luego de Rivera vienen Billy Wagner (385-38 años) y Troy Percival (358-40), pero ambos están a punto de finalizar sus carreras. El dominicano Francisco Cordero (224-34) y el estadounidense Joe Nathan (200-34) no podrán llegar.

El que mejor oportunidad tiene de alcanzar los 500 rescates es el venezolano Francisco Rodríguez que suma 223 salvados y tiene sólo 27 años de edad.

Pero aún se encuentra a mitad de camino.

  Comentarios