Béisbol

Hermida impulsa a los peces con un jonrón

JEREMY HERMIDA contempla cómo la pelota se lleva la cerca en el noveno capítulo.
JEREMY HERMIDA contempla cómo la pelota se lleva la cerca en el noveno capítulo. Associated Press

El sonido fue claro. Jason Motte, pitcher de los Cardenales de San Luis, ni siquiera volteó a ver a la tribuna. Como los 13,103 aficionados que estaban en el Land Shark Stadium, Jeremy Hermida supo de inmediato que todo se había acabado.

Hermida conectó un cuadrangular en el cierre del noveno inning para que los Marlins de Florida se impusieran 4-3 a los Cardenales de San Luis.

"Apenas le pegué supe que todo había terminado'', dijo Hermida, quien nunca había dejado en el terreno al contrario con un jonrón.

Fredi González fue el más aliviado.

"Tuvimos suerte, porque fácilmente este es un juego que se termina convirtiendo en uno de 16 innings'', dijo el dirigente cubano.

La novela de los 16 episodios no se produjo, pero sí hubo un momento dramático en el encuentro cuando en el sexto episodio el dominicano Albert Pujols hizo un swing y terminó pegándole con el bate en la cara al catcher de los peces John Baker.

Sangrando, Baker salió del partido y fue sustituido por Ronny Paulino.

Poco después, el receptor mostraba una venda sobre el ojo.

"No voy a ir a la lista de lesionados. Quizás me dé algún dolor de cabeza, pero estoy bien'', dijo Baker, quien recibió seis puntos de sutura.

Quien sí no dio sorpresas ni dramas fue Josh Johnson, quien volvió a lanzar otro buen partido para los peces.

Y aunque se fue sin decisión, terminó lanzando siete entradas en las que permitió siete hits, tres carreras y ponchó a cinco.

"Al principio no estuve tan bien. Tuve problemas para ubicar la pelota, pero después, gracias al envío en cambio logré superar los inconvenientes'', sostuvo.

Fue la cuarta apertura consecutiva de Johnson en la que lanza al menos siete episodios y la quinta al hilo que es considerada de calidad.

El derecho de los peces no fue el único que brilló.

Chris Carpenter, quien llegó al partido con efectividad de 0.71, realizó un sólido trabajo, aunque los Marlins se las arreglaron para convertirse en el primer equipo que le marca tres veces en el año.

  Comentarios