Béisbol

El pitcheo abridor de los peces no es el problema

El talento de la rotación de los Marlins de Florida finalmente se está mostrando. Los abridores de los peces están cumpliendo las expectativas que se hizo el alto mando del equipo y se han transformado en los principales responsables de los últimos triunfos del conjunto.

Todo empezó el 23 de mayo ante los Rays de Tampa Bay, justamente un día después de que Ricky Nolasco fuera enviado a las Menores por lo que ha sido el peor desempeño de su carrera.

Desde ese fecha, y especialmente liderados por Josh Johnson y Chris Volstad, los abridores floridanos exhiben efectividad de 3.34 y un muy sobresaliente WHIP -embasados por hits y boletos por cada inning- de 1.26. Antes de esa jornada, en los primeros 43 encuentros de la temporada, los abridores marinos dejaron 5.32 de porcentaje de rayitas limpias permitidas de 5.32 y su WHIP fue de 1.48.

Y lo mejor, de acuerdo a Fredi González, es la capacidad que están mostrando los abridores de lanzar hasta las postrimerías de los partidos.

"Eso está asociado a las victorias. Mientras los pitchers puedan lanzar hasta el sexto o séptimo se incrementan las oportunidades de quedarnos con el triunfo. Es muy difícil ganar cuando no es así'', sostuvo González.

En ese sentido, y justo después del 23 de mayo, los abridores han trabajado al menos seis episodios en 12 de los últimos 19 encuentros.

* Fredi González decidió darle ayer un día de descanso a Hanley Ramírez y Jorge Cantú, quienes no salieron como titulares en el encuentro.

"No están al cien por ciento'', aseguró González antes del desafío.

Ramírez presenta inconvenientes en la ingle y durante el partido del miércoles se notó en algunos pasajes que corría con más lentitud.

Cantú, entretanto, fue retirado del juego del miércoles en el sexto inning luego de presentar mareos, asociados con una medicina que está tomando para combatir el colesterol.

Ambos estuvieron disponibles para salir como emergentes y lo hicieron en el noveno inning. Ramírez se ponchó y Cantú conectó doble.

* Los Cardenales de San Luis están felices de no tener que volver a enfrentarse a Jeremy Hermida.

El jardinero de los peces bateó .538 (13-7) ante San Luis y en cada uno de los tres desafíos disparó al menos dos indiscutibles, además de sumar cuatro impulsadas y dos cuadrangulares.

Gracias a su producción, Hermida colocó su promedio de bateo en .273, siendo la primera ocasión que se monta por encima de .270 desde el 26 de abril cuando exhibía .271.

  Comentarios