Béisbol

Los Marlins acechan de nuevo la cima del Este

Ricky Nolasco.
Ricky Nolasco.

Esta vez no hubo drama. No aparecieron sobresaltos de última hora y si algo se repitió del martes fue otra sobresaliente actuación del abridor de los Marlins de Florida y el resultado: el triunfo para los peces.

De la mano de Ricky Nolasco, los Marlins se impusieron 5-2 a los Orioles de Baltimore delante de 12,469 aficionados en el Land Shark Stadium.

Un día después de que el cerrador Matt Lindstrom dejara escapar una ventaja de tres anotaciones en el noveno episodio, el zurdo Dan Meyer tomó el testigo del lesionado taponero y navegó por aguas tranquilas en el último tramo para apuntarse el primer juego salvado de su carrera.

La victoria, la cuarta consecutiva para la novena floridana, se combinó con una derrota en Tampa Bay de los Filis de Filadelfia, y ahora los Marlins están a apenas dos partidos del primer lugar del Este de la Nacional, después de que hace dos semanas se encontraban a ocho de los actuales monarcas de la pelota.

Nolasco (4-6) fue el centro de atención por cuarta ocasión consecutiva en la que se monta en la lomita.

El derecho trabajó siete tramos en los que recibió siete hits y dos carreras -ambas sucias- con siete ponches para apuntarse el triunfo.

"Un gran trabajo de Ricky. Creo que estamos viendo el mismo pitcher del año pasado'', consideró el mánager Fredi González.

Pero quizás se quedó corto el dirigente cubano.

Desde que fue ascendido desde las Menores, Nolasco ha estado mejor incluso que en el 2008 cuando ganó 15 desafíos y fue el as de la rotación.

En sus últimas cuatro salidas, el derecho tiene balance de 2-1 y ha recibido cinco rayitas en 25 episodios para una brillante efectividad de 1.80. Además ha ponchado a 25 rivales y ha otorgado apenas cinco boletos.

"Me siento bien, aunque creo que debo seguir trabajando en algunas cosas'', admitió el californiano.

Hanley Ramírez le dio ventaja a los peces en el primer inning ante Jason Berken (1-4) con un imparable productor de dos. La tercera llegó con doble impulsor de Cody Ross, que en el octavo también conectó sencillo fletador para la quinta anotación.

La otra rayita del conjunto de casa fue producto de la velocidad de Emilio Bonifacio, quien se resarció de su 13er error defensivo, al conectar infield hit de piernas en el séptimo.

Se robó la segunda, y el catcher Matt Wieters lanzó mal, permitiéndole al dominicano embalarse con fuerza hasta el plato.

  Comentarios