Béisbol

Los Marlins y Nolasco superan a los Nacionales

RICKY NOLASCO lanza en el triunfo de los Marlins sobre los Nacionales de Washington, la noche del lunes 29 de junio del 2009, en el Land Shark Stadium de Miami, Florida.
RICKY NOLASCO lanza en el triunfo de los Marlins sobre los Nacionales de Washington, la noche del lunes 29 de junio del 2009, en el Land Shark Stadium de Miami, Florida. The Miami Herald

Luego de empezar la temporada como el número uno de la rotación de los Marlins de Florida, Ricky Nolasco fue enviado a las Menores. Ahora, a su regreso en la gran carpa, está reclamando otra vez el derecho a ser considerado como el as del pitcheo de los peces.

El derecho realizó otra brillante actuación en el montículo para guiar a la novena floridana a un triunfo de 4-2 sobre los Nacionales de Washington ante una asistencia anunciada de 10,623 aficionados anoche en el Land Shark Stadium.

El desafío, que empezó 37 minutos más tarde de lo previsto debido a la lluvia, significó la primera victoria para los peces luego de una racha de tres derrotas.

La quinta apertura de Nolasco desde que regresara a la rotación fue eficiente, rápida y, sobre todo, de mucho control sobre sus envíos, precisamente la característica que le hizo ganar 15 desafíos el año pasado.

En ese contexto, el californiano no cedió ningún boleto y en sus últimas tres salidas -que cubren 20 innings- sólo ha otorgado un pasaporte.

Nolasco (5-6) terminó lanzando ocho episodios -su labor más larga en el 2009- en los que recibió dos rayitas con cuatro indiscutibles y ponchó a ocho.

"Estuvo sobresaliente'', consideró el mánager Fredi González.

El derecho llegó a retirar a 19 de los últimos 20 hombres que enfrentó y redujo su efectividad a 1.91 desde que el 7 de junio, cuando fue subido a la gran carpa después de una terrible salida ante los Rays de Tampa Bay el 22 de mayo.

"La recta de dedos separados me funcionó muy bien y también la curva'', admitió Nolasco.

Pero pese a esta dominante actuación, Nolasco estuvo a punto de irse con las manos vacías, pero Emilio Bonifacio lo impidió.

Con el encuentro empatado a dos en el octavo, el dominicano conectó un elevado de sacrificio que permitió la anotación de su compatriota Alejandro de Aza.

Fue una de las pocas oportunidades que tuvieron los peces, que se encontraron con un viejo conocido en el montículo contrario, Scott Olsen.

El zurdo, que jugó hasta el año pasado con los Marlins, terminó laborando siete episodios con seis hits permitidos, dos rayitas y ponchó a siete, una labor que pudiera considerarse su mejor desde que llegó a Washington.

Florida arañó a Olsen en el tercero con doble de Brett Carroll, triple de Bonifacio y sencillo de Hanley Ramírez, quien llegó a ocho encuentros seguidos con al menos una empujada.

Washington le hizo dos a Nolasco con jonrón de Ryan Zimmerman y una combinación de doble de Josh Willingham e infield hit de Will Nieves.

Los Nacionales amenazaron en el noveno con hombres en las esquinas y dos outs, pero Leo Núñez retiró a Willingham para apuntarse su tercer rescate del año.

"Fue una victoria de equipo'', enfatizó González.

  Comentarios