Béisbol

Hanley no brinda respiro con su bate

HANLEY RAMIREZ lleva nueve partidos consecutivos 
impulsando al menos una carrera para los Marlins.
HANLEY RAMIREZ lleva nueve partidos consecutivos impulsando al menos una carrera para los Marlins. El Nuevo Herald

Si Hanley Ramírez continúa así su nombre será el único que aparecerá en el libro de récords de los Marlins de Florida.

El torpedero dominicano impulsó cuatro rayitas anoche para guiar a los peces a una victoria 7-5 sobre los Nacionales de Washington, en un partido suspendido en la parte baja del séptimo inning por la insistente lluvia en el Land Shark Stadium.

Con su accionar de ayer Ramírez dejó atrás dos marcas de la franquicia, además de permitirle a su equipo poder colocarse a sólo juego y medio de los Filis de Filadelfia, que ocupan la cima de la División Este de la Nacional.

En primer lugar llegó a nueve desafíos consecutivos remolcando al menos una rayita, borrando el récord de ocho que compartían seis peloteros.

Y en segundo término, el toletero derecho alcanzó 33 impulsadas en junio, pulverizando la máxima cifra en un mes para los Marlins, que estaba en poder del venezolano Miguel Cabrera con 32, en agosto del 2006.

Desde que empezó su racha de encuentros enviando al menos un compañero al plato el 21 de junio, Ramírez, elegido como el Jugador de la Semana en el pasado período, batea para .432 con cinco cuadrangulares y 22 impulsadas.

Ramírez estuvo involucrado en todas las anotaciones de los peces y él solo con su bate prácticamente derrotó a los Nacionales.

En el inning de apertura se embasó por el primero de tres errores en la noche para el antesalista Ryan Zimmerman, en un batazo que sirvió para que Emilio Bonifacio --aprovechando su velocidad-- se embalara hacia el plato.

En el sexto, y cuando se veía a unos peces apagados por los envíos del novato Craig Stammen, conectó su 13er jonrón para colocar el partido 5-3.

Y cuando se necesitó otra vez el batazo salvador, ahí volvió a aparecer el madero de Ramírez, esta vez en el séptimo capítulo, cuando con las bases llenas y el desafío abajo por una anotación, soltó un sencillo por la derecha para fletar y poner adelante a la novena floridana.

Sean West, que venía de blanquear a los Orioles de Baltimore en ocho entradas, no vivió su mejor noche y terminó cediendo ocho indiscutibles -incluyendo un cuadrangular de Adam Dunn- y cinco anotaciones limpias en 4.1 episodios.

Ponchó a dos y otorgó dos bases por bolas.

Los sustitutos del zurdo, no obstante, sí experimentaron una jornada sobresaliente al combinarse Christopher Leroux y el venezolano Renyel Pinto para 2.2 episodios en forma perfecta, incluyendo cuatro ponches a los bateadores de la novena de Washington.

  Comentarios