Béisbol

Los Marlins necesitan nadar más rápido

HANLEY RAMIREZ conecta un hit en mayo pasado. El dominicano es uno de los hombres más 
productivos en la ofensiva de los Marlins, que inician una serie contra los Mets.
HANLEY RAMIREZ conecta un hit en mayo pasado. El dominicano es uno de los hombres más productivos en la ofensiva de los Marlins, que inician una serie contra los Mets. El Nuevo Herald

Con las esperanzas reducidas, los peces están obligados a nadar con rapidez para no morir en la orilla.

Y con la fe que a veces mueve montañas, los Marlins inician hoy (7:10 p.m.) una serie de tres juegos frente a los Mets de Nueva York, en el Estadio Citi Field. Para el primer juego, el mánager Fredi González llevará a la lomita al derecho Rick VanderHurk, con marca de dos victorias, dos reveses y 4.91 de efectividad.

Los Mets contarán con los servicios de Tim Rudding, con récord de dos triunfos, cuatro derrotas y 5.70 de carreras limpias.

Los Marlins están ubicados en segundo lugar en la División Este de la Liga Nacional, a seis juegos de diferencia de los Filis de Filadelfia.

Faltando 25 juegos para concluir el calendario regular de la temporada, los peces no se encuentran eliminados matemáticamente en la lucha por el gallardete, pero para producirse dicha hazaña el equipo floridano tendría que acumular una racha excelente de ganados y perdidos unido a un descalabro de los Filis.

Una barrida de los Marlins a los Mets y al menos dos victorias frente a los Nacionales en las próximas dos series, unido a tres reveses consecutivos de los Filis ante los Nacionales o frente a los Mets, acercaría a los peces a tres juegos y se pondría el campeonato a rojo vivo en el Este. ¿No es posible?

La otra oportunidad de avanzar a los playoffs está en la posición de comodín, una batalla en la que son superados por los Rockies de Colorado y los Gigantes de San Francisco. Los peces (72-65) están alejados a cinco juegos y medio de los Rockies (78-60) y a tres y medio de los Gigantes (76-62).

Para alcanzar la plaza de comodín tendría que producirse a partir de ahora mismo una racha pésima de los Rockies y otra mala de los Gigantes, unido a una marcha triunfal de los peces.

Cuando miramos los juegos que faltan, debemos admitir que las posibilidades reales de los Marlins están reducidas a la mínima expresión.

Pero el deporte de las bolas y los strikes es impredecible y cualquier cosa puede ocurrir. La historia está repleta de equipos que han borrado una desventaja de cinco o seis juegos faltando 25 desafíos.

Para el segundo partido el miércoles, los peces dependerán del derecho Ricky Nolasco (10-8,5.27) y los Mets del zurdo Pat Misch (1-1,3.25).

El último desafío entre ambos rivales será el jueves con Sean West (6-5,4.61) actuando por los Marlins, mientras los neoyorquinos aún no han anunciado a su abridor.

  Comentarios