Béisbol

El pitcheo de Johnson marea a los Cardenales

A PESAR del talento de Albert Pujols, los Cardenales no pudieron con el buen pitcheo de los Marlins.
A PESAR del talento de Albert Pujols, los Cardenales no pudieron con el buen pitcheo de los Marlins. Associated Press

Josh Johnson mostró ayer porqué es uno de los mejores abridores del momento en las Mayores.

Aún sin su mejor repertorio, el derecho fue lo suficientemente bueno para apagar a los Cardenales de San Luis.

Johnson ponchó a nueve rivales en seis entradas con mucha eficacia para llevar a los Marlins de la Florida a derrotar 5-2 a los Pájaros Rojos, que cuentan con una de las ofensivas más temibles de las Grandes Ligas.

Cody Ross tuvo tres imparables y remolcó dos carreras por los peces, que han ganado 10 de sus últimos 14 partidos para mantenerse vivos en la fuerte pugna por un boleto a los playoffs.

Ross extendió su racha de imparables a 11 partidos, la más larga que se encuentra vigente en la Liga Nacional, y ha bateado de 12-5 en la serie.

Florida (78-68) se colocó a cuatro juegos de los líderes de la competencia por el boleto comodín, los Rockies de Colorado, que visitaban al cierre de esta edición a los Gigantes de San Francisco.

"Este es un equipo que nunca se rinde'', comentó el mánager de los Marlins, Fredi González. "[Los jugadores] se olvidan de las malas derrotas y rápidamente se preparan para el siguiente encuentro''.

Johnson (15-4) concedió una carrera y nueve imparables en su 23ra salida de calidad en la temporada -tres rayitas admitidas o menos- y empató el tercer lugar de victorias en la Liga Nacional.

"Los Cardenales hicieron buen contacto con la bola'', afirmó Johnson. "Yo les tiré buenos envíos y ellos me pegaron hits. Fue uno de esos días en los que no regale boletos. Eso fue importante para nosotros en el triunfo''.

En contraste, el puertorriqueño Joel Piñeiro (14-11) toleró cuatro carreras y 10 imparables en cinco entradas y un tercio para los Cardenales.

Los Cardenales se rebelaron en el noveno. Jason LaRue recibió boleto con un out y Mark DeRosa le siguió con un doble. González reemplazó a Brian Sánches con el cerrador Leo Núnez, cuyo descontrol empeoró la situación de los Marlins.

El cerrador dominicano golpeó a Ryan Ludwick y a Albert Pujols para forzar una carrera antes dominar a Matt Holliday en jugado de doble play.

Fue su 22do rescate en 28 oportunidades.

"Traté de enfocarme en lanzar la bola duro y en la zona baja y afuera'', explicó Núnez, que había golpeado a sólo dos bateadores en sus 68 innings previos. "Quería obligarlos a conectar por el suelo y lo logré''.

Los Cardenales, que encabezan la División Central de la Liga Nacional, tienen foja de 1-5 en una seguidilla de nueve partidos como locales y han perdido series consecutivas por primera vez desde el 22 al 28 de junio ante los Mets de Nueva York y los Mellizos de Minnesota.

El dominicano Julio Lugo conectó un sencillo impulsor en el sexto para San Luis, que no ha podido anotar más de dos carreras en cuatro de sus últimas cinco derrotas.

"No estoy preocupado por nuestra ofensiva'', expresó el piloto de los Cardenales, Tony La Russa said. "Buen pitcheo detiene al bien bateo. Me gusta mi equipo''.

  Comentarios