Béisbol

La lucha sigue hasta el final

RICK VANDENHURK
RICK VANDENHURK

Comentario Fredi González tiene mucha razón cuando afirma que una de las mejores cualidades de su equipo es la capacidad de olvidar una mala derrota para levantarse al día siguiente y pelear como si nada hubiera pasado.

Tras caer en su primera visita a Cincinnati, los Marlins de la Florida renacieron para vencer anoche 4-3 a los Rojos que estuvieron a sólo tres outs de la victoria.

Los locales llegaron con ventaja de dos carreras en el marcador y todo parecía dispuesto para que los peces dieran por perdida la serie particular, cuando comenzó la rebelión.

En el noveno capítulo, Francisco Cordero vino para poner fin al choque, pero un error del jardinero Wladimir Balentien sobre una línea de Chris Coghlan dio pie al despegue ofensivo de los floridanos.

El taponero dominicano fue víctima de un doble impulsor de Jorge Cantú que rompió la seguidilla de ceros del pitcheo de Cincinnati y un batazo de Dan Uggla al torpedero sirvió para que Hanley Ramírez se colara en el plato con la carrera del empate.

Un cañonazo de John Baker puso delante a los muchachos de González y un doble de Brett Carroll remolcó la rayita que, a la postre, haría la diferencia para los visitantes.

El triunfo de los Marlins no se consumó sin que antes los Rojos volvieran a prender una señal de alarma, pues el emergente dominicano Juan Francisco sacó la bola del parque frente a su compatriota Leo Núñez.

Afortunadamente, el relevista quisqueyano recuperó su aplomo y sacó los tres últimos outs para silenciar a los 12,567 aficionados que acudieron al parque en Cincinnati.

Pero antes del despertar de los Marlins, la historia del encuentro recayó en el duelo de abridores entre el holandés Rick VandenHurk y el veloz Homer Bailey, quien ciertamente mereció mejor suerte.

Bailey mantuvo a los peces en un puño y solo admitió tres hits en siete capítulos con dos boletos y ocho ponches.

VandenHurk, por su parte, fue un digno rival y sostuvo el desafío al permitir cuatro imparables y una limpia en seis episodios.

  Comentarios