Béisbol

Carroll no deja extinguir la llama de los playoffs

RYAN HOWARD bateó un jonrón e impulsó cuatro carreras por los Filis el miércoles.
RYAN HOWARD bateó un jonrón e impulsó cuatro carreras por los Filis el miércoles. Associated Press

La llama de la esperanza no se extingue. Es pequeña, casi ínfima, pero los Marlins de Florida se siguen aferrando a ella.

Los peces vinieron de atrás y se impusieron 7-6 a los Filis de Filadelfia para llevarse la serie 2-1 en el Land Shark Stadium.

Fue una victoria que recordó los mejores momentos de los peces en el año, en una temporada marcada, especialmente por un inicio de 11-1, por la esperanza de jugar en octubre.

Cuando le restan nueve desafíos, el equipo dirigido por Fredi González está a siete juegos de los Filis en el Este de la Nacional y cinco de los Rockies -a la espera del juego de Colorado- en el wild card.

Y aunque la realidad matemática cada día aprieta más a la nave floridana, el triunfo al menos sirvió para extender la vida de los peces en el 2009.

Brett Carroll fue el responsable de ello.

Con cuenta de 0-2 y hombres en tercera y segunda con dos outs, Carroll conectó un sencillo al centro ante el ineficiente Brad Lidge, líder en oportunidades desperdiciadas de juegos salvados de la Nacional con 11, para encender la celebración floridana.

Los peces llegaron abajo 6-5 en el noveno, antes de que Ross Gload conectara doble y luego Hanley Ramírez negociara boleto y se produjera el cuarto imparable seguido de Jorge Cantú para empatar las acciones.

El conjunto floridano parecía encaminado a la derrota especialmente después de que Ryan Howard conectara jonrón ante Renyel Pinto en el séptimo para colocar el juego 6-3. Los Marlins remontaron con un jonrón del cubanoamericano Gaby Sánchez en el cierre de ese mismo episodio y después por imparable productor de Cody Ross en el octavo, no sin antes un retraso de 45 minutos por un indeseable y repetitivo huésped: la lluvia.

Atrás quedaron las actuaciones de los abridores del encuentro, Cole Hamels por los Filis y Rick VandenHurk, por los Marlins, que se fueron sin decisión.

Hamels, Más Valioso de la pasada Serie Mundial, aceptó su primer hit en el cuarto episodio y terminó trabajando siete buenos innings en los que le hicieron cuatro anotaciones con ocho indiscutibles y cuatro ponches.

VandenHurk recibió cuatro anotaciones con siete imparables en seis capítulos.

El holandés cedió por primera vez en el tercer episodio cuando el equipo con una de las mejores ofensivas de la pelota le facturó dos con un poco de colaboración del árbitro principal Sam Holbrook.

Con dos outs y hombres en las esquinas, Ryan Howard recibió un envío por todo el medio del plato que hubiese significado el tercer strike. Holbrook no alzó el brazo y en el siguiente pitcheo, el toletero zurdo descargó un doble productor de dos.

Holbrook terminó siendo protagonista de la noche cuando en el noveno expulsó a John Baker y al piloto de los peces por una discusión de bolas y strikes.

  Comentarios